...Y empresarios culpan al expresidente por la narcoviolencia

martes, 19 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex ) puso en tela de juicio la estrategia de seguridad implementada por el expresidente Felipe Calderón a la cual calificó como “limitada”, al no ofrecer oportunidades de desarrollo. Y como muestra, está la situación de violencia en Michoacán. “En Michoacán inició la estrategia del gobierno federal contra la delincuencia organizada y a siete de años de distancia, las organizaciones delictivas atacan instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad, queman gasolinerías, siguen en plena dinámica de enfrentamiento y, lo peor de todo, la población y las personas que ahí viven parecen estar a merced del crimen y la delincuencia”, sentenció el organismo empresarial, al dar su mensaje semanal. Hoy, el exmandatario recibió el premio “Liderazgo en las Américas” otorgado por el Consejo de Administración del Instituto de las Américas en la ciudad de San Diego, California, por su desempeño como presidente de México, en el que enfrentó “la crisis económica mundial” y “al crimen organizado”. No obstante, para el líder de la Coparmex, Juan Pablo Castañón, Michoacán es tan sólo una muestra en un país donde “hemos sido testigos de una escalada de violencia y crimen que parece no tener fin”. Enumeró los secuestros, extorsiones, asesinatos, quema de bodegas y vehículos de empresas, “grupos de autodefensa”, a veces resultado de la indefensión de la sociedad, a veces la semilla para nuevos grupos criminales, inestabilidad e incertidumbre institucional por los cambios constantes de funcionarios, y “un largo etcétera que lastima a todo México”. De acuerdo con los empresarios “es muy importante decir que la interpretación sólo desde la perspectiva de seguridad es limitada, pues típicamente las regiones que han incubado a la delincuencia han estado olvidadas del desarrollo por años, con todo lo que ello implica, especialmente desde el punto de vista de la falta de oportunidades”. Ante esa situación, el organismo patronal propuso potenciar una agenda regional del desarrollo, para que sirva de respaldo paralelo a la estrategia de seguridad. “No sólo es combatir la inseguridad; lo importante es que en paralelo se vayan generando oportunidades de desarrollo. No hay seguridad sin desarrollo ni desarrollo sin seguridad y estado de derecho”, sentenció mediante un comunicado. Ante la situación de ingobernabilidad que hay en algunos de los municipios, no sólo de Michoacán sino de varias regiones de México, Coparmex establece que el Estado mexicano no puede ser derrotado por delincuentes. Castañón aplaudió la decisión del actual gobierno de mantener al ejército y la policía federal en las regiones afectadas hasta el restablecimiento de las condiciones de seguridad. Sin embargo, sugirió trabajar en elevar la competitividad y las oportunidades de desarrollo en regiones como la Tierra Caliente de Guerrero y Michoacán, porque no hay fuerza del estado que pueda romper con la inercia de años y años de deterioro económico y social, que ha llevado a jóvenes de muchas generaciones a incursionar en el crimen organizado. --FIN DE TEXTO--

Comentarios