Ebrard y Encinas llaman a rescatar al PRD de las tribus que lo tienen secuestrado

miércoles, 20 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, y el senador Alejandro Encinas Rodríguez hicieron un llamado a la militancia perredista a rescatar el partido de las corrientes internas que lo tienen secuestrado y convertido en un satélite del poder. En conferencia de prensa conjunta y de cara al Congreso Nacional del PRD que arranca este viernes en Oaxtepec, Morelos, Encinas dijo: “Vemos con preocupación la profunda crisis de identidad por la que atraviesa el partido, por la que es urgente tomar medidas inmediatas para preservar nuestros principios y afrontar con mayor congruencia el futuro”. El legislador coincidió con Ebrard en que el PRD hoy día es un partido satélite del poder, que se desdibujó, por lo que resulta urgente reivindicar sus principios. “Estas propuestas son inaplazables y constituyen la vialidad histórica de nuestro partido. Si no cambiamos, si no mejoramos para ser dignos de la confianza social, nos estaremos condenando a ser un partido marginal con pequeña intención del voto y un simple organismo satélite de las decisiones del régimen”, subrayó Encinas. A su vez, Ebrard llamó a los congresistas a considerar la encuesta para elegir abiertamente al próximo dirigente nacional. “Nueva Izquierda, la corriente interna que lideran Jesús Ortega y Jesús Zambrano quiere cambiar los estatutos para hacer una elección directa a través de un Consejo, pero Movimiento Progresista va con todo, vamos a exigir que se abra a la consulta nacional”, advirtió. Aspirante a dirigir al PRD, Ebrard reiteró en la necesidad de redefinir la línea política del PRD torcida por la actual dirigencia encabezada por Jesús Zambrano. “Este Congreso no será un evento cualquiera. Se tomarán decisiones que impactarán directamente y de forma importante al partido”, sentenció. Ebrard Casaubón recordó que una encuesta que mandó hacer entre simpatizantes perredistas lo coloca por arriba de los otros dos aspirantes, Carlos Sotelo y Carlos Navarrete, este último afín a la corriente de los Chuchos. El ejercicio arrojó que 68% de los encuestados prefieren a Ebrard en la dirigencia nacional. Ayer, sin embargo, el exgobernante capitalino dejó entrever la posibilidad de dar un paso de costado en sus aspiraciones en caso de que surja una candidatura de unidad, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas.

Comentarios