... Y Congreso de Tabasco reprueba la cuenta pública de 2012 del exgobernador

jueves, 21 de noviembre de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La situación legal del exmandatario priista se complicó hoy luego de que el Congreso local reprobó la Cuenta Pública de 2012 a causa de que arrastra gastos sin comprobar por 5 mil 400 millones de pesos, según el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE). En entrevista con Carmen Aristegui en el programa Noticias MVS, el gobernador Arturo Núñez reveló que Granier Melo y sus entonces colaboradores tienen abiertas 30 averiguaciones previas por el ‘megasaqueo’ a Tabasco. Este jueves, el Congreso estatal reprobó la cuenta pública 2012 del exgobernador priista, preso en el Distrito Federal por los delitos de lavado de dinero y evasión fiscal que la imputa la Procuraduría General de la República (PGR). El dictamen adverso a la gestión de Granier fue aprobado con 25 votos de los diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano, Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y la independiente Jovita Segovia Vázquez. Ocho legisladores se abstuvieron: siete del Revolucionario Institucional (PRI) y uno de Nueva Alianza (Panal). El documento, emitido por la primera Comisión Inspectora de Hacienda (CIH), estable que las observaciones a la cuenta pública 2012 del Ejecutivo estatal ascendieron a más de 5 mil 400 millones de pesos. Lo anterior “sienta un precedente para que nunca más se vuelva a saquear el presupuesto de los tabasqueños”, señaló la presidenta de la primera CIH, Neyda Beatriz García Martínez, del PRD. El legislador priista, Carlos Mario de la Cruz, acusó que no se aceptaron algunas solventaciones hechas por quienes fueron funcionarios del gobierno de Granier, por lo que la reprobación de la cuenta pública 2012 “fue más un acto de cacería de brujas, del que el tricolor no sería aval”. Ahora, el OSFE deberá presentar demandas penales contra los saqueadores, adicionales a las que se tienen abiertas en las procuradurías General de la República (PGR) y de Justicia del Estado (PGJE). Entrevistado por Carmen Aristegui, el gobernador Arturo Núñez mencionó que existen 30 averiguaciones previas en contra de Granier Melo y exfuncionarios por “muchísimos adeudos” y que el desfalco, tan sólo en 2012, alcanza los mil 900 millones de pesos. La cifra anterior es adicional a los 5 mil 400 millones que observó el OSFE en años anteriores, recursos “cuyo destino no está claro” aún, señaló Núñez Jiménez. El gobernador reiteró que el dinero federal llegaba a la Secretaría de Finanzas –que encabezó José Manuel Sáiz Pineda, preso en el Centro de Reinserción Social de Villahermosa– y, en vez de transferirlo a las dependencias, lo depositaban en una cuenta concentradora “y de ahí desaparecía”.

Comentarios