Dictan prisión preventiva a implicado en masacre de Juárez

jueves, 21 de noviembre de 2013
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El juez Alberto Ocón Campos dictó prisión preventiva a Jesús Daniel Mendoza por su presunta responsabilidad en la masacre de la colonia Morelos Zaragoza, en Ciudad Juárez, y que dejó un saldo de ocho muertos, entre ellos tres niños. El imputado denunció que fue torturado para declararse culpable, por lo que el juez ordenó a la fiscalía abrir una carpeta de investigación por tortura contra los agentes de la Policía Estatal Única que capturaron a Mendoza Hernández. El agente del Ministerio Público deberá informar sobre los avances de esa investigación en la audiencia de vinculación a proceso, programada para el lunes 25. A Jesús Daniel se le atribuyen los cargos de homicidio agravado con alevosía y ventaja. El imputado fue capturado el lunes pasado y, su presunto cómplice, Edgar Uriel Luján Guevara, detenido el martes, por lo que se prevé que lo presenten en cualquier momento ante el juez. Denuncian torturas A Edgar Uriel le pegaron en la cabeza, en el cuello y le dieron toques para que se culpara como uno de los responsables del asesinato de ocho integrantes de una familia en Juárez, lo que le provocó que se convulsionara y lo internaran anoche, pues padece encefalía crónica. Ruth Medrano, esposa de Edgar, participó hoy en una manifestación afuera de la Fiscalía Zona Norte, con un grupo de personas cristianas y la esposa del otro detenido, Jesús Daniel. “Edgar no habla bien ahorita, le dieron toques en el cuello, a él se le inflama el cerebro, le dieron golpes también en sus partes, anoche estuvo muy malo porque le dio una pequeña convulsión”, denunció Ruth. Las autoridades de la fiscalía le pidieron medicamentos anoche y le aseguraron que estaba bien. “Dijeron que era nada más por si se ofrecían. Yo les pregunté que si estaba malo y me dijeron que no, pero cuando me pidieron el nombre de otro medicamento y no me acordé, tuve que pasar por donde él estaba y lo vi muy mal”. La mujer explicó que el sábado anterior ella y su esposo, quien tiene 31 años, estuvieron en un puesto de croquetas que tienen y en la tarde noche se fueron a la casa de la mamá de Ruth. “Luego yo me fui a comprarle zapatos a las niñas, él se quedó con unos vecinos, cortándose el pelo y en la noche nos fuimos con mi mamá a festejar un cumpleaños”. Al día siguiente fueron a la iglesia cristiana a la que pertenecen. El martes 19, alrededor de las 16:30 horas, llegó un grupo de ministeriales y amagaron con una pistola a Edgar, frente a vecinos y gente de la iglesia. En el caso de Jesús Daniel, su esposa Lourdes Ávila contó que se lo llevaron el lunes 18, cuando ambos llegaron a su casa con un bebé de once meses que tienen. Le dijeron que era para una declaración, pero lo mantuvieron detenido sin que pudiera ver a su familia hasta hoy. A la familia le dijeron este jueves que Jesús Daniel está bajo investigación, pero luego se enteraron por los medios de comunicación que lo están involucrando con la masacre donde fallecieron ocho personas. Su familia sí tiene una perra pitbull pero no participan en pelea de canes, aseguraron los parientes de Jesús Daniel. Hoy ambos imputados, Edgar y Jesús Daniel, fueron presentados ante los medios antes de ponerlos a disposición del juez.

Comentarios