Cemex enfrenta multa millonaria en España por fraude; la cementera lo niega

viernes, 22 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa Cementos Mexicanos (Cemex) enfrenta una multa por 450 millones de euros en España por un supuesto fraude fiscal millonario en 2011 en las cuentas ordinarias de la empresa con sede en el país europeo. El caso, que ya se convirtió en un escándalo político-empresarial, dejó al descubierto el manejo turbio de la contabilidad de la transnacional mexicana y la destitución súbita de los inspectores que detectaron las anomalías por parte del gobierno de Mariano Rajoy. La investigación de las cuentas de Cemex, cuyo principal accionista y fundador es Lorenzo Zambrano, fue dirigida por Dolores Linares, jefa de la oficina técnica de Inspección Financiera Tributaria, pero fue relevada de su cargo según los inspectores en una decisión “ajena a motivos técnicos”, publicó hoy el diario El País. La dirección de la Agencia Tributaria y el Ministerio de Hacienda justificaron su despido con el argumento de que es un cargo de libre designación y que se realizaba en medio de una reestructuración en su departamento tras la llegada del nuevo director general, Santiago Menéndez, que lleva cuatro meses en el cargo. Su destitución provocó además la dimisión del jefe de la delegación central de Grandes Contribuyentes, Ignacio de Ucelay, jefe inmediato de Linares, y la de otras dos personas quienes renunciaron para mostrar su apoyo a Linares. Según el rotativo español, Cemex fue sometida a una inspección fiscal el 7 de julio de 2011, mediante la que se detectaron numerosas irregularidades y prácticas fraudulentas como el impago de imposiciones fiscales a través de una triquiñuela jurídica consistente en el aumento del volumen de créditos que se hacen entre empresas del mismo grupo empresarial con el único objetivo de obtener beneficios fiscales. En pocas palabras, crearon una cadena de préstamos ficticios para reducir sus cargas impositivas y simular perdidas contables. La oficina de inspección financiera detectó la irregularidad y levantó un acta millonaria que afectaba al menos tres ejercicios fiscales, de 2006 a 2009, lo que supondría una multa de alrededor de 450 millones de euros o mayor. Los abogados y representantes de la multinacional mexicana ya presentaron un alegato y un recurso ante las autoridades fiscales, en este caso ante la oficina de la destituida Dolores Linares, quien los rechazó y decidió continuar con el proceso sancionador. Sin embargo, la empresa mexicana aún puede recurrir al Tribunal Económico Administrativo Central para eludir el pago de la multimillonaria sanción, e incluso podría acudir a los tribunales contenciosos administrativos para tratar de esquivar la decisión de la Agencia Tributaria, según El País. El año pasado, Cemex facturó ocho mil 794 millones de euros frente a los ocho mil 54 millones del año anterior y reportó pérdidas por mil 262 millones de euros. Sólo los gastos financieros ascendieron a 656 millones de euros, esto es 15% más que el año anterior. Cemex niega fraude multimillonario Al respecto, la compañía transnacional mexicana fundada en 1906, rechazó las versiones del supuesto fraude millonario y afirmó que la información publicada en El País “no está basada en fuentes formales”. En entrevista con La Jornada un portavoz de Cemex reconoció que actualmente se lleva a cabo una inspección fiscal que comenzó en 2011 pero todavía no culmina. “Este proceso se encuentra actualmente en curso, sin tener conclusión alguna. Cuando recibamos alguna notificación formal de este proceso de revisión, Cemex lo evaluará y hará la comunicación necesaria”, apuntó la fuente. Además minimizó el ejercicio de fiscalización realizado por la autoridad española al señalar que es parte de un proceso normal en el que la transnacional ha participado de manera continua.

Comentarios