Avala PRD quitar 'candado' a reelección de dirigentes

sábado, 23 de noviembre de 2013
OAXTEPEC, Mor. (proceso.com.mx).- Con 482 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones, los más de 600 congresistas del XIV Congreso Nacional Ordinario del PRD aprobaron suprimir de sus estatutos el artículo 107, con el cual se permite la reelección de expresidentes nacionales. En la mesa de estatutos, que hasta el cierre de esta edición está votando los cambios a sus reglas internas, avalaron incluir en el artículo 108 que no sólo los presidentes estatales y municipales, sino también los nacionales, puedan ocupar el cargo de nueva cuenta después de tres años de haber concluido su gestión. Al término de la votación, los congresistas aplaudieron y algunos corearon: “¡Cuauhtémoc! ¡Cuauhtémoc!”, en alusión a Cárdenas, fundador del partido, quien el jueves se autodescartó, aunque dejó la puerta abierta para asumir la dirigencia pero con condiciones como que el presidente elija quiénes serán legisladores plurinominales. Sin embargo, este cambio no sólo beneficiaría a Cárdenas, sino a otros expresidentes como Jesús Ortega, Leonel Cota, Amalia García o Pablo Gómez, no así a Porfirio Muñoz Ledo, Rosario Robles o Andrés Manuel López Obrador, quienes renunciaron al mismo. No se aclaró si también aplicaría el estatuto a los interinos. Al final, las decisiones sobre quién ocupe el cargo o cuál será el futuro del partido es de los mil 200 congresistas. Esta decisión será ratificada en la plenaria a realizarse el domingo 24 por la mañana. El artículo derogado (107) señala: “Quien desempeñe el cargo de presidente nacional del partido, independientemente del carácter o denominación que haya tenido, no podrá desempeñarlo nuevamente, aunque sea como sustituto o cualquier otro carácter”. El 108 indica lo mismo pero a escala estatal o municipal, pero con la nueva redacción se le incluye al presidente nacional “hasta después de tres años de haber cesado en sus funciones”. Por la noche, Agustín Guerrero propuso en la mesa de estatutos que se abriera la afiliación por internet hasta el 20% del padrón, a lo que Armando Quintero respondió que era “una tontería” porque “es más fácil conseguir una grapa de cocaína que afiliarse al partido”. Se armó el relajo. Los congresistas comenzaron a gritar que se bajara del templete. Luego, Édgar Pereyra argumentó que a la fecha se han afiliado dos millones 113 mil personas al partido y si se estipula que desde enero del año entrante puedan afiliarse por internet, representa “abrir la puerta a los enemigos”. Al final se votó y sólo 37 congresistas estuvieron a favor.

Comentarios