Advierte Ebrard que impugnará resolutivos del Congreso perredista

domingo, 24 de noviembre de 2013
OAXTEPEC, Mor. (proceso.com.mx).- Marcelo Ebrard, aspirante a la presidencia nacional del PRD, anunció que en breve impugnará los resolutivos del XIV Congreso Nacional Ordinario porque se registraron “numerosas e importantes anomalías” en el procedimiento de dicho evento, ya que no se permitieron las discusiones en las mesas de debates de línea política y estatutos. “El día de hoy no se me permitió hablar en el Congreso”, se quejó el exjefe de Gobierno capitalino en conferencia de prensa. Criticó que Nueva Izquierda y sus aliados controlaron y manejaron el Congreso, sin cambios trascendentales que ayuden a la renovación del partido, “el PRD no quedó igual, quedó peor” de lo que ya estaba, aseguró. Además, Ebrard acusó que “no respetaron el procedimiento” del propio Congreso. “Tenemos un pacto (por México) dentro del partido”, agregó, y reiteró que fue Nueva Izquierda quien retiró de la mesa de estatutos su propuesta de consultar a militantes y simpatizantes sobre quién desean que sea el nuevo dirigente. Sus opositores aseguraron que fue su corriente, Movimiento Progresista. “En el tema del Pacto por México no se ha permitido que sea discutido por el pleno con una serie de argumentos y en el caso de los estatutos es lo mismo, apenas se va a discutir lo relacionado a las mujeres y los jóvenes. Sintetizo: el partido debería ser un lugar para debatir y tomar decisiones. Lo que estamos viendo en este Congreso, por desgracia, no es nada de eso”, afirmó el exjefe de Gobierno. Destacó que impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) porque dejar las cosas tal cual podría dividir “aún más” al partido. “Lo que divide al partido es precisamente esto: que no se pueda hablar, que no se pueda discutir, que no se respeten las normas. Ayer por ejemplo, en estatutos se aprobaron cuatro reservas, sólo permitieron la votación de una, la perdieron y las demás las retiraron, ya no permitieron que se discutieran. Entonces vamos a preparar la impugnación respecto a eso”, advirtió Ebrard. Destacó que el gran dilema del partido es su permanencia en el Pacto por México. “¿Qué hace el PRD sentado ante la inminencia del dictamen respecto a la reforma energética?, ¿Cómo es compatible que se está en una mesa, planteada como de consenso, con el PRI y con el PAN, es decir, con el gobierno federal y con el PAN si al mismo tiempo se presenta una iniciativa de esta naturaleza?”, cuestionó. El Pacto tiene el dilema, dijo, de mostrar una imagen de apoyo al gobierno cuando la economía nacional es un desastre, una tasa de desempleo altísima”. En su opinión, el PRD no debería participar en el Pacto después de que el gobierno federal ya presentó su propuesta de reforma energética que permite la inversión privada en el sector. “Yo diría que se defiende más al Pacto aquí que en el mismo Pacto. O por lo menos eso es lo que hace la dirigencia”, criticó Ebrard Casaubón. Sostuvo que los logros fueron contener la intentona que las elecciones en el partido sean indirectas, es decir, a mano alzada o de manera cupular además de conseguir las firmas que faltan para exigir la consulta sobre la reforma energética. “Voy a buscar al ingeniero Cárdenas. Tenemos que hacer un encuentro entre quienes estamos en una posición progresista y de transformación. Si queremos ayudar a la unidad del partido debemos atender los elementos de crítica al partido. El ingeniero dio muchos elementos de crítica y parece que (les) entró por un lado y salió por otro. El PRD no sólo quedó igual. Yo diría que hasta quedó peor. Porque ahora ya no se puede ni hablar en el partido”, afirmó. -¿Se siente derrotado? -preguntó un reportero. -“¡Nunca!  -contestó Ebrard.

Comentarios