Solalinde pide investigar abusos contra migrantes en Veracruz

lunes, 25 de noviembre de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- El sacerdote católico Alejandro Solalinde Guerra solicitó la intervención inmediata de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para documentar los excesos de las autoridades federales en contra de migrantes que se amotinaron en Acayucan, Veracruz, por los malos tratos y la mala alimentación. De igual forma, demandó que se realice una investigación a fondo por parte de las autoridades federales, para que constaten las denuncias de corrupción, maltrato y hacinamiento del lugar. El fundador del albergue “Hermanos en el Camino” también exigió la presentación de los migrantes que fueron golpeados, de acuerdo con las hojas de ingreso del mismo Instituto Nacional de Migración. El objetivo es cotejar que no sean retirados del lugar y ocultar el estado físico en el que se encuentran. En el comunicado, Solalinde también denunció el modo de operar de esa “cárcel migratoria”. Aunado al trato inhumano que perpetra, asienta, la dirección saca beneficio personal con las corruptelas que hace con la alimentación al otorgarles comida de muy mala calidad. De igual forma, pidió “la inmediata destitución de Antonio Romero Lajud, subdelegado, y que se le finquen responsabilidades legales por estos atropellos”. También externó su indignación ante estos hechos ocurridos el pasado viernes, que dejan nuevamente en evidencia al INM como el “principal violentador” de derechos humanos contra las personas migrantes, al designar policías al frente de las estaciones migratorias. Recordó que el pasado viernes, derivado de los malos tratos y la mala alimentación, migrantes que se encontraban detenidos en la Garita Migratoria en Acayucan, Veracruz se amotinaron para “demandar atención a las autoridades federales y de derechos humanos”.