Lanzan al mar las cenizas de "La Quina"

sábado, 30 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Las cenizas del fallecido líder del sindicato petrolero, Joaquín Hernández Galicia, La Quina, fueron esparcidas este sábado en el mar frente a la Playa Miramar, en Ciudad Madero, Tamaulipas, con lo que se cumplió su última voluntad. La familia de La Quina esparció sus cenizas en el Golfo de México, durante una ceremonia realizada a bordo de la embarcación “Regil” en tanto que a la orilla de la playa cientos de personas acompañadas de mariachi le dieron el último adiós. Entre empujones, las personas que acudieron a despedir al líder sindical expresaron sus respetos a su viuda Carmelina Correa y sus hijos. Hernández Galicia nació en Veracruz, Veracruz en 1922. En el año de 1940 ingresó a laborar a Petróleos Mexicanos (Pemex). El extinto líder falleció a los 91 años el 11 de noviembre pasado. El exdirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) falleció a los 91 años en Tampico, Tamaulipas, luego de dos semanas de permanecer hospitalizado por dolencias en el colon. El 10 de enero de 1989, elementos del Ejército detuvieron a Hernández Galicia –junto con otro grupo de petroleros, entre los que se encontraban Salvador Barragán Camacho, José Sosa y Sergio Bolaños– bajo los cargos de homicidio y acopio de armas, delitos por los que fue condenado a 30 años de prisión. Se dice que la caída de La Quina se debió no sólo a su oposición a las políticas privatizadoras del presidente Carlos Salinas de Gortari, sino también al poco respaldo que dio al candidato priista durante la contienda presidencial de 1988. En 1997 el líder petrolero –cargo en el que permaneció durante casi 31 años– recibió la amnistía de parte del gobierno de Ernesto Zedillo y fue liberado. Aún en la cárcel, La Quina mantuvo su influencia política. Desde ahí, y también en libertad, mantuvo diversas querellas legales contra el actual dirigente del STPRM, Carlos Romero Deschamps, y el expresidente Salinas.

Comentarios