El Ejército extiende control en Michoacán

jueves, 7 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- En buscar de retomar el control de la entidad, elementos del Ejército mexicano tomaron el control de la seguridad en el municipio de Vista Hermosa, Michoacán,  y arrestaron a policías. De acuerdo con informes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los uniformados fueron detenidos por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada y trasladados a esta capital, para ser interrogados por autoridades federales. El operativo militar se realiza cuatro días después de la desaparición de René Rojas Márquez y Gabriel Quijadas Santiago, agentes de la Policía Federal Investigadora, dependiente de la Procuraduría General de la República. Ambos agentes desaparecieron el pasado domingo 3, día en que recibieron su oficio de comisión para que se incorporaran a la Base de Operaciones Mixtas que se encuentra en el municipio de Briseñas, Michoacán, colindante con el estado de Jalisco. Se sabe que el último contacto que tuvieron sus compañeros y mandos con Rojas Márquez y Quijadas Santiago fue entre las 19:00 y las 20:00 horas de ese domingo, por lo que, al ser enterados de que no habían llegado a su destino en la BOM de Briseñas, salieron en su busca sin obtener resultados favorables. El pasado lunes 4, pobladores del lugar hallaron la camioneta en la que viajaban los federales –una pick-up verde con placas del Distrito Federal–, calcinada y abandonada en un predio localizado a la altura del kilómetro 4, en las inmediaciones de Cumuato, de la carretera Sahuayo-Vista Hermosa. Ese mismo día elementos del Ejército tomaron el control de la seguridad del puerto Lázaro Cárdenas, en Michoacán, así como de las principales oficinas del gobierno local y federal que operan en ese municipio. De acuerdo con reportes de la prensa local, los militares asumieron el control de Lázaro Cárdenas alrededor de las 7:30 horas, y desde ese momento comenzaron a patrullar las calles de la ciudad y sus alrededores. El secretario de Gobierno del estado, Jaime Mares Camarena, justificó las actuaciones realizadas por los militares en ese municipio, al señalar que tienen relación con un convenio previo para avanzar en el proceso de acreditación policial y brindarles capacitación adicional a los cuerpos de seguridad pública municipal. El funcionario estatal puntualizó que tal como ocurrió en el caso de Apatzingán, las fuerzas armadas realizaron una revisión exhaustiva tanto del armamento, como de las condiciones de acreditación de todos y cada uno de los elementos que componen la Policía Municipal, a efecto de asegurar un buen servicio para la población. Asimismo, advirtió que se continuará con los esfuerzos para fortalecer las estructuras de seguridad pública que demanda la población michoacana, en estrecha coordinación con las fuerzas federales que –dijo– han ofrecido todo su respaldo en esos trabajos.

Comentarios