Festina prensa de EU aprobación de reforma

jueves, 12 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La aprobación de la reforma energética en las cámaras de Senadores y Diputados atrajo los reflectores de los principales diarios estadunidenses, como The New York Times, The Washington Post y Los Ángeles Times, así como del El País que calificaron el hecho como el paso más importante para la economía del país en los últimos 75 años. Destacan también que, con la intervención del PAN, la reforma es más ambiciosa que la planteada inicialmente por el presidente Enrique Peña Nieto por la apertura total a la participación privada en el sector. Los diarios estadunidenses, The Washington Post, The New York Times y Los Ángeles Times, por su parte, coincidieron en señalar que la aprobación de la reforma es un gran paso para México y un triunfo para Peña Nieto. El Washington Post se refirió al tema como una "victoria mayor" para Peña Nieto en su esfuerzo por transformar a Pemex. "La ambición final de la reforma es nada más y nada menos que rehacer el rostro de México", escribió el diario estadunidense, que cita funcionarios que aseguran que un sector energético más competitivo estimularía el crecimiento, reduciría los costos de electricidad y “aceleraría el viaje de México hacia una nación más desarrollada con una amplia clase media”. También afirma que legislación permitirá a las empresas privadas foráneas asociarse con Pemex en contratos para compartir utilidades y producción “sin que la firma mexicana ceda la propiedad de los hidrocarburos”. La nota incluye la opinión de Gabriel Lozano, economista en jefe de JP Morgan en México, quien dijo estar entusiasmado por la propuesta de ley final, “más amplia” que el planteamiento original de agosto pasado. "Es más amigable con los inversionistas que lo que se pensaba originalmente, y ofrece contratos que son lo suficientemente flexibles para atraer a inversionistas nacionales y extranjeros", dijo Lozano a The Washington Post. El diario estadunidense afirma que la reforma energética es más importante para la economía en general y los restantes cinco años de la presidencia de Peña Nieto, además de que destaca que hasta el momento, la movilización no ha sido tan grande como en 2008, cuando Andrés Manuel López Obrador “mató” el intento del Congreso de abrir el sector petrolero a la inversión privada. The New York Times destacó que el Senado aprobó en lo genera una “histórica reforma energética” que modifica tres artículos constitucionales y abre el sector al capital privado, aunque aclara que aún falta el debate de los puntos impugnados por la izquierda. El rotativo neoyorquino destaca que la reforma – “piedra angular de la agenda de Peña Nieto"— respaldada por el PRI y “la oposición conservadora” del PAN, marcará “el mayor cambio estratégico” desde que se nacionalizó el sector en 1938 y buscará impulsar el crecimiento de México en la economía de América Latina. El diario Los Ángeles Times, publicó que con la reforma energética, México ha dado “un paso gigante” a la apertura más radical de la industria del petróleo y gas en 75 años. "La legislación para reformar Pemex va más allá de la propuesta por parte del presidente de México, Enrique Peña Nieto. "Esta es una medida que los analistas dicen que podría aumentar la limitada producción de petróleo y cimentar una nueva reputación de América del Norte como potencia de producción de energía", indicó el rotativo estadunidense. También destacó que la reforma aprobada, alimentada por el PAN; es mucho más ambiciosa que la planteada por el presidente. "Esta va mucho más allá en el esfuerzo para atraer la inversión exterior para México que la propuesta presentada originalmente en agosto pasado. "Si logra atraer a la industria privada ayudará a México, noveno productor de petróleo más grande del mundo, a hacer un mejor trabajo de extracción de sus reservas y el impacto podría ser significativo", además de que impulsaría la producción de petróleo y gas en Estados Unidos y Canadá, apuntó el diario. El diario cita una declaración de Dallas Parker, un socio de Mayer Brown, firma de abogados que asesora a grandes empresas energéticas quien afirmó: "Los rusos y el Medio Oriente están observando muy de cerca esto. Su dominio absoluto en el mercado de petróleo y gas está en peligro serio", dijo. Por su lado, El País, el diario más influyente de España, destacó que la reforma aprobada por los senadores es “mucho más ambiciosa” que la presentada en agosto pasado por Peña Nieto, que sólo contemplaba los contratos de utilidad compartida. “Fue la derecha la que buscó un modelo más abierto a la inversión privada y el PRI secundó esa propuesta”, destaca el diario. Además, hace hincapié en que uno de los requisitos de la derecha para apoyar la reforma presidencial fue “borrar” al poderoso sindicato petrolero del Consejo de Administración de Pemex, donde tienen presencia desde hace más de 70 años y ocupa cinco de las 15 plazas que lo conforman. Este cambio, impulsado también por el PAN, señala El País, probó la fama de pragmático que tiene Peña Nieto, quien apoyó el golpe al sindicato que ha representado un bastión del PRI. En su edición en línea, el rotativo español señala que tras la aprobación de la reforma, la izquierda mexicana ha puesto todas sus esperanzas para acabar con la reforma energética en la aprobación de la ley de consulta popular. El País recordó que los legisladores de izquierda cuentan con un millón 740 mil firmas para convocar a una consulta popular sobre la reforma energética y que las usarán en cuanto la consulta popular sea un hecho. Una vez que las reglas para convocar a consultas populares queden aprobadas, explica, la izquierda estará en condiciones de pedir el plebiscito para que, en caso de que la reforma energética se apruebe, ésta pueda ser respaldada o anulada popularmente en 2015.

Comentarios