UNAM y CNDH reavivan confrontación por denuncia de acoso sexual

jueves, 12 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos reavivaron la confrontación que libran por el caso de la estudiante acosada por un profesor de la Preparatoria 9. Luego de que el Consejo Universitario rechazó ayer en su sesión los términos de la recomendación emitida por la CNDH –la 45/2013— en relación con el asunto, el ombudsman Raúl Plascencia respondió en voz alta. “Si alguien pretendía que la CNDH guardara un silencio cómplice, de ninguna manera. Ni en éste ni en ningún caso es factible”, subrayó. Es más, insistió en que “la recomendación fue aceptada en su momento, ahí están los argumentos, el sustento legal de la misma, y pues yo lamento que (el Consejo Universitario) esté debatiendo sobre hechos que son innegables”. Además, dijo, el profesor sigue en libertad “y esto es una clara muestra que no se agotaron todas las medidas para evitar que la impunidad subsistiera”. El documento recomendatorio, puntualizó, fue aceptado por el rector de la UNAM, José Narro Robles, y aseguró que desconoce el motivo por el que el Consejo Universitario ahora lo rechaza. “Lo veo como una reacción que no corresponde al estándar constitucional de los derechos humanos. La recomendación se acepta o bien se rechaza, en este caso fue aceptada por el rector; en su momento, se enviaron pruebas de cumplimiento y ahora sin esgrimirse un fundamento legal alguno se dice que se rechaza”. Añadió: “Esto evidentemente no sé si sea con el ánimo de inhibir, de intimidar, o cuál sea el objetivo de ello”. Sobre los señalamientos que hizo la UNAM, en el sentido de que la CNDH “faltó a la verdad, porque la Universidad no dejó los hechos en la impunidad ni desatendió a la alumna”, Raúl Plascencia mencionó que la propia madre de la víctima le comentó en una entrevista, el 19 de noviembre, que la joven sólo fue acompañada en una ocasión a la procuraduría, a pesar de que ella requería de apoyo, acompañamiento y corresponsabilidad institucional. “La recomendación está totalmente sustentada en el Derecho, en la Constitución, en nuestra propia ley y en hechos completamente verídicos y verificables. Todos los demás argumentos creo que no corresponden a un debate que debería existir, máxime cuando esa recomendación fue aceptada”, manifestó. Ayer, el Consejo Universitario de la UNAM —la máxima autoridad de la institución— se manifestó contra la recomendación que formuló la CNDH por el caso de la alumna que en abril pasado fue acosada y maltratada por un maestro. La UNAM despidió al profesor y acompañó a la alumna a hacer una denuncia, pese a lo cual la CNDH emitió la recomendación, que ha sido criticada por el rector José Narro y el exombudsman capitalino Emilio Álvarez Icaza. Mediante un comunicado, el Consejo Universitario asentó la víspera: “Así se actuó y así se debe seguir actuando frente a conductas semejantes”. Tras repudiarlos, indicó que esos acontecimientos “han lastimado la dignidad de nuestra estudiante y también a la Universidad de México”. El Consejo reprobó la actitud asumida por la CNDH, pues de esa forma, dijo, “se dañó innecesariamente a esta casa de estudios, además de que fue omisa al no dar cuenta de las acciones realizadas por la UNAM, de las que tuvo conocimiento mediante el informe remitido a la Comisión en junio pasado; faltó a la verdad porque la Universidad no dejó los hechos en la impunidad ni desatendió a la alumna”. La CNDH “actuó dolosamente, como lo prueba el contenido de su comunicado de prensa del 6 de mayo, en el que se acusó indebidamente a esta casa de estudios de renuencia a intervenir, cuando se actuó desde el momento en que se conocieron los hechos y los familiares de la alumna presentaron la denuncia en la CNDH, el 7 de mayo. “Pretendió ignorar la normatividad de la UNAM aplicable en este tipo de casos, al indicar que se debió haber inhabilitado al infractor, condición no prevista en la legislación universitaria”, refirieron los consejeros.

Comentarios