Asesinan a tres indígenas rarámuri en Chihuahua

viernes, 13 de diciembre de 2013
CHIHUAHUA, Chih., (proceso.com.mx).- Los cuerpos de tres hombres rarámuri fueron encontrados en el entronque Aparichi, en la carretera Cree-Guachochi, donde hace un año fueron privadas de su libertad cuatro mujeres de una misma familia. En esta ocasión, el presidente seccional de Samachique, municipio de Guachochi, dio aviso a la Fiscalía Zona Sur del hallazgo registrado ayer jueves. Las víctimas aún no son identificadas. La edad aproximada de las víctimas es de entre 20 y 25 años y eran de complexión delgada. Uno vestía pantalón azul de mezclilla, sudadera azul estampada y una playera negra; otro pantalón negro de mezclilla, chamarra y playeras negras, mientras que el tercero también llevaba un pantalón negro de mezclilla, una sudadera negra, no tenía zapatos y a su lado había un bonete negro. Los peritos que acudieron al lugar embalaron casquillos percutidos de arma calibre .223, mientras que los cuerpos tienen múltiples heridas de arma de fuego. En el caso del asesinato de las cuatro mujeres que se registró el 12 de diciembre del año pasado no ha habido detenidos. Las cuatro profesionistas y familiares entre sí, una de ellas era madre de familia. Se trataba de Marisa Aidé Díaz Peinado, de 32 años, jefa del departamento de gestión tecnológica y vinculación del Instituto Tecnológico de Cuauhtémoc y su hermana Mayra Lorena, de 39 años, gerente de producción de la maquiladora Leoni Cable. Ambas eran sobrinas de las otras dos mujeres asesinadas: Josefina Díaz de Rempening, de 57 años y Elisa Díaz Martínez de 55, que también. El multihomicidio ocurrió en la Sierra Tarahumara, fueron levantadas justo en esa carretera que conduce de Creel a Guachochi, en un retén que colocó un grupo de delictivo. Las autoridades de las fiscalías zona sur y occidente señalaron primero como móvil el robo del vehículo en el que viajaban las víctimas. Las cuatro víctimas salieron de Cuauhtémoc hacia un funeral en Guachochi, el 12 de diciembre del 2013, alrededor de las doce horas, al llegar a Creel, municipio deBocoyna, tuvieron contacto con sus familiares pero posteriormente no se supo más de ellas. Al llegar al kilómetro 35 de la carretera Creel a Guachochi, un grupo de hombres las detuvo en un retén y las privó de su libertad, para posteriormente torturarlas y asesinarlas.

Comentarios