Protestan frente a Segob madres de desaparecidas en Juárez

viernes, 13 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- De nada valieron los siete días que madres de jóvenes desaparecidas en Juárez, Chihuahua, pasaron en plantón a las puertas de la Secretaría de Gobernación (Segob) en junio pasado, pues siguen sin cumplirse los acuerdos signados para encontrar a sus hijas y detener la ola de desapariciones. Es por ello que Bertha Alicia García, madre de Brenda Berenice Castillo, desaparecida en 2009, y Juana Ibarra Castorena, de Gabriela Espinoza Ibarra, de quien no se sabe nada desde 2011, llegaron al Distrito Federal la madrugada de este viernes. Las mujeres buscan reiterar su molestia ante la inacción de las autoridades federales y locales de poner un alto a las desapariciones de jóvenes en la urbe fronteriza, y a denunciar que el gobierno de Enrique Peña Nieto se comprometió a una serie de acciones únicamente para levantarlas del plantón. En aquella protesta, realizada del 13 al 19 de junio, también participaron Silvia Banda Pedroza, mamá de Fabiola Janeth Valenzuela Banda, desaparecida en 2010; Rosa María Apodaca Granados, progenitora de Patricia Jazmín Ibarra Apodaca, desaparecida en junio de 2011, así como su representante legal y dirigente de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, María Luisa García Andrade. También marcharon a Los Pinos para exigir una reunión con Peña Nieto, donde les respondieron “que la agenda estaba llena hasta 2015”. Lo que entonces lograron fueron promesas de que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) se comprometería a coadyuvar en los casos de sus hijas, que la Procuraduría General de la República (PGR) las incluiría en el programa de recompensas y que un grupo de expertos y peritos internacionales identificaría los restos de mujeres que se encuentran en el Semefo de Ciudad Juárez, con nuevos estudios de ADN a las madres que dudaran de autenticidad de los restos que les habían entregado. Todos los acuerdos permanecen incumplidos y, aunque se anunció que ya se hicieron las gestiones para el programa de recompensas, los nombres de las jóvenes no se han publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Compromisos de papel Hoy, a las once de la mañana, Bertha Alicia, Juanita y Malú García Andrade regresaron a las instalaciones de Segob para denunciar públicamente que todos esos compromisos quedaron en papel. “No importa que tengamos gripa”, dicen las mujeres, porque nos desgasta más que “los funcionarios no hagan su trabajo y que nos dejen pasar otra Navidad sin saber nada de nuestras hijas, permitiendo que más familias se unan al dolor”. A ellas se unieron integrantes del colectivo feminista Rosas Rojas y sindicalistas, quienes las ayudaron a colocar una manta para bloquear el acceso al estacionamiento del recinto de Bucareli, en cuyo interior se realizaba una reunión de trabajo sobre trata de personas. Y aunque el personal de seguridad quería impedirlo, las madres de las desaparecidas realizaron su protesta. Estaban empeñadas en permanecer de pie frente a la casona hasta que las recibiera el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quien entregarían en mano un oficio que habla del incumplimiento de acuerdos, con el fin de que se comprometiera a gestionar una reunión con Peña Nieto. Esto no ocurrió y, alrededor de las 13:30, las manifestantes ingresaron a la Segob para reunirse con representantes del titular de la dependencia, durante escasos treinta minutos. Malú García dijo que en la reunión estuvieron el secretario particular de la subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Lía Limón García, así como Miguel Ángel Pérez Ochoa, director general adjunto de Segob, y la nueva comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Alejandra Negrete Morayta. Según García Andrade, pese a que los funcionarios se mostraron muy atentos a escuchar las molestias de las madres y, aunque recibieron el oficio, al final nada se resolvió, pues no les dieron fecha para que se materializaran los acuerdos de junio ni se comprometieron a coordinar una reunión con el presidente. También destacó que la nueva responsable de Conavim desconocía los acuerdos de junio y pidió a las madres “tiempo” para ponerse al tanto de lo acordado en esas negociaciones y comunicarse con los responsables de las dependencias involucradas. “Y si esta vez las autoridades no nos cumplen con acciones concretas para localizar a nuestras hijas, volveremos a la capital”, advirtió la activista.

Comentarios