Roban y queman automóvil de un reportero en Zacatecas

domingo, 15 de diciembre de 2013
ZACATECAS, Zac. (proceso.com.mx).- En la madrugada de este sábado, personas no identificadas hurtaron e incendiaron el automóvil del periodista Margarito Juárez, reportero de Página 24 que cubre información sobre seguridad en Fresnillo, un hecho que fue interpretado como una amenaza para el periodista y el medio en que labora. El hecho ocurrió a una semana de la desaparición de la joven periodista Zoila Márquez Chiu, editora de la agencia Línea Informativa, ocurrida en la capital del estado el sábado a media tarde, cuando se dirigía en su automóvil Pointer a entregar unas películas, sin que hasta el momento se conozca su paradero. El vehículo del reportero Margarito Juárez fue encontrado completamente quemado a las afueras de Fresnillo horas después de que fue robado, y en la parte superior fueron dejados varios ejemplares del periódico para el que trabaja, lo que fue interpretado como una amenaza para él. Página 24 circula en Aguascalientes y Zacatecas. Margarito Juárez es reportero en Fresnillo, una de las ciudades que han registrado los mayores índices de violencia en los últimos años de la entidad, refugio de varios de los principales líderes de cárteles como Los Zetas. Los directivos del medio no hicieron ningún pronunciamiento sobre el incidente. Este mismo sábado, los padres de Zoila Márquez Chiu hicieron un llamado a través de los medios de comunicación para que las autoridades no descarten ninguna línea de investigación en la búsqueda de la periodista. Señalaron que la Subsecretaria de Gobernación, Lía Limón, se reunió con ellos y les ofreció todo el respaldo del gobierno federal para la localización de Zoila, además de que desmintió al gobierno del estado cuyo titular de Seguridad Pública, el general Jesús Pinto, había afirmado que se contaba con imágenes de la periodista en su vehículo, tomadas a través de una unidad de seguridad carretera. En tanto que el esposo de Zoila, el también periodista Iván Pastor, se quejó de una “simulación” de las autoridades estatales en el seguimiento a la desaparición de la joven, y denunció que ha sido intimidado por agentes de la Policía Ministerial que pretenden obligarlo a inculparse del secuestro de Zoila. Pastor aseguró que la Procuraduría de Justicia busca fabricar un chivo expiatorio para aparentar la resolución del caso.

Comentarios