Indaga PGR explosión en ducto de Pemex que dejó siete lesionados

lunes, 16 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La paraestatal Petróleos Mexicanos se vio hoy envuelto en otro accidente, ahora en el Estado de México, que dejó siete lesionados por quemaduras. El percance ocurrió en una toma clandestina de gas LP ubicada en los límites de los municipios de Acolman y Tezoyuca. La Procuraduría General de la República (PGR) ya abrió una averiguación previa sobre el suceso. Arturo Ahumada Cruz, alcalde de este último ayuntamiento, informó que Pemex le comunicó que el incendio iniciado esta mañana en la colonia El Faro, a unos pasos de la carretera federal Texcoco-Lechería, tardará 48 horas en apagarse, por lo que 800 personas tuvieron que ser evacuadas del lugar. “Hemos estado en la zona del conflicto, nos dice (Pemex) que va a tardar 48 horas en lo que se termina el consumo del producto. Evacuamos a 800 personas durante la madrugada. En los albergues había 120 familias que siguen siendo atendidas, pero por fortuna algunas familias están regresando con ciertas precauciones a sus casas”, puntualizó. El funcionario municipal agregó que el siniestro se registró luego de que una familia detectó la fuga entre las comunidades El Faro y Tequisistlan, e intentó alejarse del sitio en un vehículo, pero al encender la unidad devino la explosión. El alcalde aseguró que no hubo víctimas mortales, pero que siete personas con quemaduras fueron trasladadas a hospitales para su atención médica. Al lugar arribó personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), bomberos y protección civil, así como elementos de seguridad federal, estatal y municipal. En su cuenta de Twitter, la paraestatal informó que fue controlada la fuga de gas, luego de cortar el suministro, pero el remanente en el ducto continúa consumiéndose bajo control. “Está controlada la fuga de gas provocada por una toma clandestina en un LPG ducto de 24 pulgadas en Acolman, Estado de México”, escribió. En un comunicado, Pemex puntualizó que su área jurídica ya había tomado conocimiento del caso, e informó que presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades. Destacó que como parte de los procedimientos, el fuego permanecerá hasta que se consuma el producto remanente del ducto, sin que implique riesgo para la población aledaña, desalojada como medida preventiva por Protección Civil. El alcalde de Tezoyuca subrayó que en 2013 se han detectado ocho tomas clandestinas en distintos puntos, pero “se hace la clausura y vuelve la gente a reabrirla y sigue el mismo conflicto”, apuntó. Apenas el pasado 12 de octubre, una persona perdió la vida al registrarse un incendio en el poliducto Minatitlán-México de Pemex, a altura del municipio de Rodríguez Clara en el estado de Veracruz, también por una toma clandestina. De acuerdo con informes de la Procuraduría General de la República (PGR), en los últimos seis años el número de averiguaciones previas por el robo de hidrocarburos se ha incrementado de manera gradual. De 2006 a 2012, detalló, se registraron un total de 3 mil 950 investigaciones. Según datos oficiales revelados en junio pasado, Pemex detectó y clausuró 730 desvíos ilegales de combustible en enero, febrero y marzo de 2013, casi el doble con los 377 del mismo periodo en 2012. Y en esos tres primeros meses del año, de acuerdo con un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se hallaron 218 tomas clandestinas, siendo Tamaulipas (32), Veracruz (29) y Sinaloa (22) las entidades con más tomas. En abril pasado, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, reconoció que el robo a los oleoductos y gasoductos de la paraestatal representaba una pérdida anual de cerca de 5 mil millones de dólares.

Comentarios