Rechaza alcalde de Chilpancingo financiamento oficial a narcoferia

lunes, 16 de diciembre de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El alcalde de esta capital, Mario Moreno Arcos, rechazó que los gobiernos estatal y municipal subsidien la feria San Mateo, Navidad y Año Nuevo que, en lugar de fomentar la cultura y tradiciones, exalta en realidad la narcocultura en esta ciudad colapsada por los secuestros, extorsiones y asesinatos. “No estamos financiando nosotros la feria. Es una falsedad y una aseveración muy grave de quien lo hace, y lamento mucho que haya quienes se atrevan a hacer comentarios de este tipo”, expresó. No obstante, se contradijo al reconocer que el gobierno estatal sí ha aportado recursos públicos para el festejo popular, y evadió hablar sobre la principal atracción del palenque: los grupos sinaloenses que interpretan narcocorridos, entre ellos Revólver Cannabis, Código FN y Roberto Tapia. Durante una entrevista en el espacio de noticias que transmite la estación ABC Radio en esta ciudad, el alcalde de esta capital desmintió la información publicada por el portal proceso.com.mx, el pasado sábado 14, donde se dio a conocer que el gobierno de Ángel Aguirre y la administración de Moreno Arcos subsidian y promueven la narcoferia. De acuerdo con la nota, pese a que la capital guerrerense está literalmente secuestrada por la delincuencia, y no obstante que comerciantes han denunciado públicamente la situación de terror que se vive en la localidad, las autoridades gubernamentales aportaron poco más de tres millones de pesos del erario para financiar la feria. Cuando el conductor del noticiero preguntó a Moreno Arcos de qué manera el gobierno financia la feria, respondió: “Yo aquí sí quiero hacer un acotamiento. Por ahí hay una nota en una revista nacional donde hacen unos señalamientos muy graves. La feria de Chilpancingo, dijo, es financiada por los comerciantes y empresas de juegos mecánicos, cerveza y refresco que adquieren las concesiones. Sin embargo, admitió que el gobernador entregó 300 mil pesos para la festividad y prometió otra cantidad de recursos públicos para promover el evento. Pero calificó de “falsedades” y “aseveraciones graves” el contenido de la nota publicada por proceso.com.mx, en la que se señala que el alcalde sintetizó el sometimiento de las autoridades locales ante la delincuencia con la frase: “No soy Batman, Supermán, ni el Llanero Solitario” para revertir los efectos de la narcoviolencia en la capital del estado. Al respecto, el presidente del patronato de la feria, Arturo Zamora Gutiérrez, trabajador de Ricardo Moreno –hermano del alcalde–, ha reconocido públicamente que el caso de las extorsiones a los comerciantes que participan en el festejo es algo “normal” y “nadie lo puede evitar”. Sobre la tradicional feria, que inició este domingo 15, los medios locales –amordazados o cooptados por las autoridades gubernamentales– se limitaron a destacar el recorrido de danzas denominado ‘Paseo del pendón’, que se realizó en medio de un ambiente de fiesta y el desdén del gobernador Aguirre, quien decidió no acudir al festejo. La prensa ha hecho mutis ante la marcada presencia del narco en la feria de Chilpancingo, pese a que la ciudadanía ha denunciado de manera constante la presencia de civiles armados que asumen el control del espacio, así como los asesinatos al interior de bares y cantinas. Desde hace seis años, la feria “Navidad y Año Nuevo”, fue secuestrada por la delincuencia organizada, que año con año extorsionan a los comerciantes, y a los que no pagan la cuota simplemente los expulsan de los terrenos de la celebración, ubicados en los antiguos viveros de la colonia Los Ángeles, al oriente de esta capital. En la anterior administración municipal, el palenque fue suspendido por los efectos de la narcoviolencia. No obstante, desde diciembre de 2011 el gobernador y el alcalde decidieron reactivarlo, y en la edición de este año el elenco musical está copado por representantes de los narcocorridos sinaloenses que exaltan hazañas del cártel de Sinaloa, cuyos principales líderes son Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada.

Comentarios