Empresa acusa a la PGR de avalar pirateo de una de sus marcas

lunes, 2 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa mexicana JB Proveedores presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en la que acusa que la Procuraduría General de la República (PGR) avaló el pirateo de una de sus marcas. Jesús Benito Ruiz Loa, director general de JB Proveedores, aseguró que la transnacional británica Reckitt Benckiser se robó el nombre “Power Plus” para usarlo en su producto “Harpic Power Plus”. La denuncia –presentada el 29 de noviembre de 2013 y recibida en la Oficialía de Partes con el folio número 132011– también incluye al titular de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial (UEIDDAPI) de la PGR, Arturo Ancona García López, a quien acusa de impedir la consignación del expediente ante un juez federal, lo que presuntamente beneficia a la transnacional. De hecho, JB Proveedores asienta que Ancona García López está vinculado con los británicos. Asegura que información disponible en la página www.ancona.com.mx muestra que el titular de la UEIDDAPI es socio fundador y dueño del despacho de abogados especializados en temas de propiedad industrial Ancona y Asociados. Además, García López presuntamente guarda “una estrecha relación de amistad” con Kiyoshi Tsuru Alberu, quien es uno de los apoderados legales de Reckitt Benckiser México. La historia JB Proveedores denunció a Reckitt Benckiser México desde 2006, por haber introducido a México su producto Harpic Power Plus, “pese a que nuestra empresa tiene registrada la marca Power Plus desde 1999 en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial”, explicó Ruiz Loa. “Esta falsificación nos ha impactado económicamente. El desgaste económico del juicio de seis años ha provocado que la empresa haya reducido en más de 90% su plantilla laboral, toda vez que mientras en 1990 teníamos 60 trabajadores, actualmente tenemos sólo seis”. Ruiz Loa explicó que Reckitt Benckiser México se ha negado a quitar de su producto la leyenda “Power Plus”, a pesar de que en este proceso la justicia mexicana se ha manifestado “a nuestro favor, al ganar en el tribunal colegiado; además, la invasión de marca que ha sido declarada por el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) también fue confirmada por el Tribunal Colegiado de Circuito”. La denuncia penal fue presentada este año, en el expediente A.P./PGR/MEX/TOL-III2392A/2013, en contra de Reckitt Benckiser México SA de CV. Como resultado de esa denuncia, el pasado 3 de agosto se llevó a cabo un cateo a Reckitt Benckiser México, en Atizapán de Zaragoza, Estado de México. En la inspección se encontró producto para exportación con la marca “Harpic Power Plus” y miles de etiquetas para dicho producto, en presencia del apoderado legal de la firma antes citada, Reckitt Benckiser México, Kiyoshi Tsuru Alberu. No obstante, JB Proveedores argumenta que su expediente fue turnado a otra autoridad, lo que no les conviene. “La intervención del titular de la UEIDDAPI, Arturo Ancona García López, violenta mis derechos”, expuso el director general de JB Proveedores. El empresario también presentó una queja ante la Visitaduría General de la PGR en contra del titular de la UEIDDAPI, a fin de conocer cómo se enteró de la mencionada averiguación previa.

Comentarios