Senado aprueba en lo general la reforma política

martes, 3 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Esta noche el pleno del Senado aprobó la reforma política con 106 votos a favor, 15 en contra y una abstención. Transcurridas cuatro horas de posicionamientos, los legisladores procedieron a enlistar los artículos reservados que, se prevé, serán debatidos durante la madrugada de este miércoles 4. Sin embargo, senadores de PAN, PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC) criticaron el contenido de la reforma al considerar que es insuficiente frente al reclamo ciudadano. No obstante, legisladores de PRI, PAN y PRD defendieron los avances incluidos en las modificaciones a la Carta Magna. Cabe destacar que la reforma político-electoral establece un nuevo modelo electoral para todo el país, así como disposiciones que acotan el poder de gobernadores y Ejecutivo federal. Entre los cambios destacan la transformación del IFE en Instituto Nacional Electoral (INE), así como la reelección tanto de legisladores federales y locales como de alcaldes. Asimismo, se establecen nuevas causales de nulidad de elecciones. También se otorga autonomía a la Procuraduría General de la República (PGR), dependencia que se transforma en Fiscalía General de la República (FGR), y se incrementan las facultades del Congreso para ratificar a los secretarios de Hacienda y Relaciones Exteriores. Por la tarde, se dispensó la segunda lectura de la reforma y, de inmediato, arrancó la discusión del dictamen que finalmente fue aprobado por el pleno del Senado. Raúl Cervantes Andrade, presidente de la Mesa Directiva, inició la sesión con un quórum de 87 legisladores de todos los partidos, y enseguida Enrique Burgos García, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, presentó el dictamen en la materia. Entre los temas que caracterizan la reforma destacan el facultar al presidente de la República para definir de manera conjunta un programa de gobierno y una agenda común con cualquiera de los partidos representados en el Congreso de la Unión, en otras palabras, formar un "gobierno de coalición". También se faculta al Congreso para ratificar los nombramientos de los secretarios de Estado, en caso de optar por gobierno de coalición, excepto los de Defensa Nacional y de Marina-Armada de México. Una vez que el dictamen fue aprobado por la mayoría de los senadores, se enviara a la brevedad a los diputados, representación que fungirá como cámara revisora.  

Comentarios