Alumna mixteca víctima de 'bullying' regresa a clases... ahora con abogado

miércoles, 4 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Después de seis días de ausencia, Angelina quien recibió una golpiza de sus compañeros que le dejó marcas en la cara, regresó hoy a su escuela –la secundaria Técnica 42 Alejo Peralta–, donde se registró un nuevo caso de abuso escolar contra otra alumna. Pero no lo hizo sola, pasadas las 7:00 horas la joven estudiante de origen mixteco atravesó la puerta de la escuela acompañada de un abogado victimal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y representantes de otras dependencias. Su escuela está ubicada en el barrio de Tepito y, por el ambiente violento y los constantes pleitos entre los alumnos, se le conoce como “La cárcel”, sin embargo, Angelina afirmó que está decidida a concluir sus estudios en ese plantel hasta llegar a la Facultad de Medicina. La joven estudiante recibe ayuda integral del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred). Según la dependencia, Angelina recibe apoyo médico y psicológico a través del Centro de Atención de Violencia Intrafamiliar (Cariva) de la PGJDF. El caso de Angelina quedó documentado por sus propias victimarias, quienes subieron a las redes sociales el video de la golpiza que le propinaron a su compañera, pero no es el único caso, ya que otro padre de familia, de la misma escuela, denunció que su hija fue víctima de un ataque similar al de la joven mixteca. Giovanni Martínez denunció que el martes pasado, a la hora de la salida, su hija Lulú fue sorprendida por sus compañeras Katia y Amairani, quienes usaron el mismo modus operandi que las agresoras de Angelina: le pusieron una chamarra en la cabeza, la tiraron al piso y la golpearon. El ataque le ocasionó lesiones cervicales a Lulú, denunció su padre. Según una amiga de Lulú, de nombre Jéssica, la agresión fue por la disputa de un novio de nombre Rey, estudiante de tercero A, grupo al que perteneció Angelina hasta octubre, después la cambiaron al B. Las agresoras de Lulú no grabaron su hazaña, pero justo donde la golpearon –a 10 metros de la salida de la escuela, en la esquina de Tenochtitlán y Gorostiza– hay una cámara de seguridad monitoreada por el proyecto Ciudad Segura, del gobierno de Miguel Ángel Mancera. Según relató el padre de la menor, los hechos sucedieron alrededor de las 15:00 horas, y a las agresoras no les importó que hubiera patrulleros enfrente de ellas cuando decidieron golpear a Lulú. Los policías intervinieron pero después de que ya habían golpeado a la menor y no detuvieron a las agresoras. El padre presentó denuncia el mismo martes ante la Agencia 57, con el ministerio público Malaquías Arreguín, y este miércoles por la mañana asistió a la secundaria para solicitar hablar con el director del plantel, Roberto Castro Sánchez, pero éste se negó a atenderlo, hasta que el caso también empezó a ventilarse en los medios. “Vine temprano, me dijeron que iban a llamar a los papás de las niñas agresoras, pero el director ni siquiera me quiso recibir, igual como pasó con Angelina, ya son muchos casos, tienen que hacer algo para detener esta situación”, reclamó Giovanni Martínez, quien aseguró que el año pasado su hija ya había sido agredida, que los hechos fueron grabados por cámaras en el interior de la escuela pero no hubo sanción alguna. El Copred y la PGJDF firmarán un convenio de colaboración que prevé ofrecer talleres de sensibilización a las personas que trabajan en situación de vulnerabilidad para que cuenten con elementos para prevenir conductas discriminatorias en su quehacer. Al respecto, Jaqueline L’Hoist, titular de la Copred, señaló que detrás del caso de Angelina hay “olvido de la escuela y negligencia de las autoridades” que es necesario atender, sin embargo, sostuvo que también es importante que los medios y la sociedad eviten criminalizar a los agresores, jóvenes de 16 años igual que Angelina, que “a su vez son víctimas de la situación de violencia que vive en país”. En entrevista, en el marco de la presentación del diagnóstico La infancia cuenta en México, un análisis de la situación de niños, niñas y adolescentes en el país, L´Hoist dijo que ya se inició una investigación, pero afirmó que no sólo se va a proteger a la estudiante mixteca, también a quienes la acosaron y agredieron por años. “Hoy por hoy la Ciudad de México está enfrentando algo que no solamente pasó una vez, sino que es reiterativo, y es precisamente lo que está pasando con esta niña indígena de la secundaria 42, caso que ya está atendiendo este Consejo. “Hay que atenderla, es un problema muy serio, es negligencia por parte de las autoridades cuando van a poner la queja, es olvido total por parte de la escuela, pues hace apenas dos semanas se habían orinado en su mochila, habían golpeado a su hermana de primero de secundaria igualmente, y la escuela no había hecho nada”, acusó L’Hoist.  

Comentarios