Desalojarán a familias de dos colonias por material radiactivo

miércoles, 4 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) confirmó hoy que ya fue recuperada la fuente de cobalto 60 para radioterapia que fue robada la madrugada del martes 3 en la comunidad de Tepojaco, Hidalgo, mientras dormitaba el chofer del camión que transportaba la unidad. Sin embargo, el director general del organismo dependiente de la Secretaría de Energía, Juan Eibenshutz, reveló que el material radiactivo fue manipulado, por lo que hace un llamado a los presuntos delincuentes para que se presenten cuanto antes a un centro hospitalario, pues corren el riesgo de perder la vida por la exposición abierta a la radiación que tuvieron al momento de sacar el contenedor del camión que la transportaba desde Tijuana, Baja California. Además, el funcionario detalló que la empresa contratada para transportar el material para radioterapia propiedad del IMSS –Asesores en Radiaciones S.A., ubicada en la colonia Portales--, incumplió con todos los protocolos de seguridad, por lo que adelantó que se presentará una denuncia penal para deslindar responsabilidades. Se trata de 2 kilos 300 gramos de cobalto 60 que formaba parte de un equipo de radioterapia en desuso, señaló la directora de Comunicación Social de la delegación del IMSS en Baja California, Martina Martínez. El recipiente que contenía el cobalto 60, cuyo tamaño es similar al de una “caja de zapatos”, de acuerdo con Martínez, fue hallado en el municipio de Hueypoxtla, municipio de Zumpango, a un kilómetro de distancia de donde fue abandonado el camión que la transportaba, un Volkswagen blanco, modelo 2007, placas 726-DT8. Elementos del Ejército y de la Policía Federal mantienen acordonada el área, para evitar la exposición al material radiactivo, en tanto que personal de la CNSNS maniobra para transportar la fuente de cobalto 60 a un sitio seguro. Una llamada del C-4 del municipio de Ecatepec, Estado de México, alertó a la capital hidalguense de la localización de una caja de transporte, en la localidad de Hueypoxtla. La policía municipal de Hueypoxtla fue la responsable del hallazgo realizado en un barrio de aquella localidad, mismo que hizo del conocimiento del Ejército, cuyos efectivos acordonaron la zona y se hicieron cargo de la seguridad del lugar. Por la noche, Jorge Anguiano, del Centro de Almacenamiento de Material Radiactivo del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), confirmó que se mantienen los cercos al predio donde fue abandonado el equipo del IMSS, en el paraje Las Antenas, y la vivienda a donde fue llevado el material sustraído. No obstante, advirtió que serán desalojadas familias de las colonias Juárez y España, cuyas viviendas se ubican cerca del domicilio a donde fue llevado el material radiactivo. También aclaró que el resguardo de ambas zonas se prolongará durante la noche, por lo que recomendó a la población no alarmarse y evitar llevar a sus hijos a la escuela este jueves 5. Alerta nacional e internacional La movilización de las más altas autoridades nacionales y estadunidenses, así como de expertos de organismos internacionales en materia de energía nuclear dio como resultado la rápida recuperación del vehículo que transportaba la fuente de cobalto 60. El camión fue encontrado abandonado en el poblado de Hueypoxtla, municipio de Zumpango, luego de que vecinos del lugar dieron parte a las autoridades estatales. Inmediatamente después de recibir el reporte, elementos de la Policía Federal y del Ejército se trasladaron hasta ese sitio para acordonar el camión que traía consigo el equipo médico radiactivo en desuso propiedad del IMSS, el que se puede utilizar para la fabricación de armas, como las llamadas “bombas sucias”. Antes del hallazgo de la fuente de cobalto 60, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se habían sumado a la búsqueda del material radiactivo altamente peligroso. Incluso, la AIEA emitió una alerta internacional ante el potencial daño que se corre en caso de un eventual mal manejo de la fuente de cobalto 60 para radioterapia (ya en desuso) que era trasladada desde la Clínica 20 del IMSS de la ciudad de Tijuana, Baja California, a un centro de desechos radiactivos en el Estado de México, donde está ubicado el Instituto Nacional de Investigación Nuclear (ININ). En un comunicado, la AEIA advirtió que “en el momento de la huida, la fuente fue debidamente protegida. Pero la fuente puede ser extremadamente peligrosa si alguien quita la protección o la daña”. Detalló que si bien la sustancia no puede utilizarse para la fabricación de un arma nuclear convencional, sí puede ser usada para lo que se denomina como “bomba sucia”, un artefacto que combina explosivos convencionales e isótopos radiactivos. Según la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas (CNSNS) de México el robo del material radiactivo perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ocurrió en una gasolinera ubicada en la comunidad de Tepojaco, Hidalgo. Dos sujetos robaron el Volkswagen, tipo camión, blanco, modelo 2007, placas 726-DT8, en momentos en que el chofer se tomaba un descanso para continuar el viaje, y hasta ahora se desconoce su paradero. Tras el robo, las autoridades de los estados de México, Hidalgo, Querétaro, Veracruz, Tlaxcala, Puebla y Distrito Federal pusieron en marcha los protocolos de control, seguridad y vigilancia para detectar los equipos médicos robados que contienen Cobalto 60. Personal de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) y de las Fuerzas Armadas, en coordinación con policías estatales y federales, del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), de oficinas locales de inteligencia, de Protección Civil y de las procuradurías de Hidalgo y General de la República, así como los centros hospitalarios, iniciaron las investigaciones conducentes para dar con los responsables del robo. (Con información de Antonio Heras)

Comentarios