Entre hermetismo de PRI y PAN, aplaza Senado discusión de la reforma energética

miércoles, 4 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En medio de un “cerco ciudadano” y de un total hermetismo de las bancadas de PRI y PAN, el presidente de la Comisión de Energía del Senado, el priista David Penchyna canceló la reunión de comisiones dictaminadoras de la reforma en materia energética y petrolera con el fin de “conciliar” las posiciones de los grupos parlamentarios. En breve rueda de prensa, el priista dijo que estaba prevista la reunión de 40 legisladores integrantes de las cuatro comisiones dictaminadoras, pero decidieron suspenderla porque “los partidos políticos se van a sentar al interior de sus bancadas para procesar diferentes temas que contiene la reforma”. “Es posible que el día de mañana” se realice la reunión, planteó Penchyna, pero no confirmó el encuentro que, de acuerdo con la bancada del PRD, debe ser convocado con tiempo suficiente, tal como establece el reglamento interior del Senado, que prevé 48 horas de antelación. El senador de origen hidalguense insistió en que el formato del debate de la reunión de comisiones será “abierto, se transmitirá en vivo” y no se realizará de noche, como ha ocurrido recientemente con las dos reformas más polémicas aprobadas fast track por la Cámara alta: la financiera y la política-electoral. A su vez, el PRD denunció que quieren marginarlo de la negociación entre PAN y PRI –las dos principales fuerzas– para dictaminar una reforma constitucional que modificará los artículos 27 y 28 de la Carta Magna, con el fin de permitir figuras como los “contratos de utilidad compartida” en la producción petrolera y restarle el carácter de “estratégico” a la explotación de hidrocarburos y a la energía eléctrica. El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, el senador perredista Alejandro Encinas, advirtió que el PRD “no va a abandonar la trinchera energética”. “Haremos uso de todos nuestros recursos y derechos parlamentarios”, advirtió Encinas, quien también encabezó negociaciones con legisladores del PAN para convencerlos de que no se apruebe de manera rápida “la reforma más importante” de estos tiempos. Mientras, a las afueras del Senado y sobre el Paseo de la Reforma, simpatizantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) participaron en el cerco convocado por su dirigente Andrés Manuel López Obrador, quien convalece luego de de un ataque cardiaco. Los inconformes bloquearon también la entrada del hotel Meliá, en la esquina de Reforma y Bucareli, al correr el rumor de que en esta instalación se reunirían los senadores de PRI y PAN para acelerar la dictaminación del tema energético. Penchyna, en tono conciliador, insistió en que “no queremos ni sorpresas ni sorprender a nadie, estamos trabajando con toda responsabilidad”. Frente a las constantes críticas del PRD, que denunció la marginación de su bancada, el priista afirmó que ha mantenido comunicación con el senador Encinas, presidente de una de las comisiones dictaminadoras, a quien comunicó que no había las condiciones para reunirse hoy.  

Comentarios