Dan de alta a seis personas que estuvieron expuestas a material radiactivo

viernes, 6 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- Las seis personas que se encontraban en el Hospital General de Pachuca, Hidalgo, donde eran atendidas por su supuesta exposición al material radiactivo robado, fueron dadas de alta sin que su salud presente riesgos. "A estas personas se les atendió médicamente, presentando un cuadro de estabilidad, motivo por el cual ya fueron dados de alta en el transcurso de este viernes, debido a que no presentaron riesgos a su salud. Sin embargo, se les dará seguimiento con la indicación de que regresen a valoración médica", puntualizó en un comunicado la Secretaría de Salud de Hidalgo. Los seis sujetos –dos de los cuales arribaron ayer al nosocomio y el resto la madrugada de este jueves– están bajo resguardo de la Secretaría de Seguridad Pública federal, y seguirán bajo investigación para saber si están involucrados en el robo del camión que trasladaba el cobalto-60. Las autoridades sanitarias de Hidalgo señalaron que las personas que convivieron con los pacientes en observación no corren ningún riesgo en su salud y tampoco el personal médico que los atendió. Lo mismo ocurre con los habitantes de Hueypoxtla, Estado de México (lugar donde se localizó el camión), así como con las personas que viven en las zonas aledañas en Tizayuca, Hidalgo (de donde fue robado, el pasado lunes 2), subrayaron. En el mismo sentido se pronunció el director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Ricardo de la Cruz, quien refirió que no se corre ningún peligro por la fuente radioactiva que permanece en el municipio mexiquense de Hueypoxtla. El mayor riesgo se encuentra a 30 metros de la fuente que contiene cobalto-60, pero el cerco se extendió a 1.5 kilómetros para evitar que la gente se acerque, dijo. El funcionario federal señaló que en la zona se encuentra trabajando personal de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias y equipos de la Central Nuclear Laguna Verde. De la Cruz sostuvo que el material se recuperará en su totalidad, de manera muy cuidadosa, y añadió que la acción tardará más tiempo, aunque dijo que desconocía en cuántos días podría ser retirado el cobalto-60. Por la mañana, el titular de la Secretaría de Salud del estado de México, Pedro Luis Noble Monterrubio, afirmó que la dependencia a su cargo está dispuesta a colaborar en la contingencia radiológica que persiste en Hueypoxtla, donde fue encontrada la cápsula de cobalto 60, una fuente "extremadamente peligrosa", según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). "Estamos preparados para apoyar y atender cualquier solicitud de servicio", dijo. Mientras tanto, el sistema de salud en el país se mantiene en alerta para atender a cualquier paciente que presente los síntomas de contaminación por cobalto 60 que, si no se maneja con las medidas de seguridad y protección adecuadas, puede causar daños permanentes a la persona que lo sujeta o que está en contacto con ella durante algunos pocos minutos, señaló ayer la OIEA. Hasta el momento 26 personas han sido sometidas a revisión por el posible contacto con el químico y se mantienen bajo observación, aunque aún no presentan algún síntoma, informó Francisco Navarro, director de la Coordinación de los Hospitales Federales de Referencia. Señaló que están alertas ante pacientes que presenten quemaduras de piel, falta de aire, tos, vómito, diarrea y convulsiones.

Comentarios