La ONU pide suspender ejecución de mexicano condenado en 1994

viernes, 6 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, pidió al gobierno de Estados Unidos que suspenda la ejecución del mexicano Edgar Tamayo Arias, programada para el próximo 22 de enero. En rueda de prensa en Ginebra, el portavoz de la ACNUDH, Rupert Colville, puntualizó: “Sabemos que el gobierno de Texas tiene el poder de conmutar la sentencia por una cadena perpetua o suspenderla, y nosotros le llamamos a hacerlo”. Colville dijo que hay preocupación por ese asunto en Estados Unidos, ya que cuando recibió la sentencia de muerte, Tamayo Arias no tenía todas las garantías del derecho al debido proceso. “Fue condenado en 1994 y no tuvo asistencia consular en esos momentos, lo cual era su derecho por su calidad de extranjero, de acuerdo al artículo 36 de la Convención de Viena sobre relaciones consulares”, explicó. El mexicano, subrayó, “no tuvo un juicio justo”. En 2004 la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió una sentencia en la que ordena a Estados Unidos revisar y reconsiderar las condenas de 51 mexicanos sentenciados a muerte, entre ellos la de Tamayo Arias, por violar sus obligaciones consulares bajo la Convención de Viena. No obstante, apuntó Colville, el ordenamiento no se ha revisado, pues “la corte del Distrito de Texas ha fijado el día de la ejecución para el 22 de enero del año próximo”. De concretarse la medida, añadió, Estados Unidos estaría violando una sentencia obligatoria de la Corte Internacional de Justicia, máximo órgano jurisdiccional de Naciones Unidas con sede en La Haya. En el mismo sentido se pronunció Amnistía Internacional, al señalar que de llevarse a cabo la ejecución de Tamayo Arias, el gobierno de Barack Obama estaría violando el derecho internacional. Por ello, urgió al mandatario estadunidense a “cumplir su obligación” de asegurarse que los estados acaten plenamente el fallo de la CIJ y se revise el proceso a todos los mexicanos cuyos casos están amparados por su sentencia. Tamayo Arias fue condenado a muerte por el asesinato de un policía en 1994, cuando contaba con 26 años de edad, y tras su detención no se le informó, en ningún momento, sobre su derecho a pedir asistencia consular. Pese al fallo de la CIJ, el estado de Texas ya ha ejecutado a dos mexicanos amparados por su sentencia: José Ernesto Medellín, en mayo de 2008, y Humberto Leal, en julio de 2011. De seguir así, Tamayo Arias podría convertirse en el tercero.

Comentarios