México, país de origen, tránsito y destino de trata de personas: CNDH

viernes, 6 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la trata de personas es un delito que está presente en todos los rincones del país y subrayó que la principal herramienta para combatirlo es la denuncia. “La trata de personas es un delito que se da en todo el territorio nacional” y cualquier persona puede ser “víctima” de ese fenómeno, aseguró la directora general del Programa Contra la Trata de Personas de la CNDH, Hannia Echeverría Cerisola. Desde Atlihuetzía, Tlaxcala, donde participó en un evento organizado por agrupaciones civiles sobre el tema, añadió: “México es un país de origen, tránsito y destino. No existe nada más un estado en el que se dé o un estado en el que no se dé (la trata de personas)”. El problema en algunas entidades, subrayó, es que se ve como una situación normal, es decir que se normaliza el delito, y eso es lo que hay que desterrar, que se vea como algo normal. Luego de señalar que el ilícito afecta a muchos sectores de la sociedad, no sólo a los jóvenes, Echeverría Cerisola destacó la importancia de “desterrar la idea” de las comunidades donde el ser tratante se ve ya como sinónimo de éxito. La funcionaria de la CNDH mencionó que para lograr avances en el combate al delito es muy importante la denuncia. “Es un gran problema la denuncia, es muy importante. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos promueve la denuncia, ya que a través de ésta se empieza a dar el mecanismo para poder sancionar al delincuente”. Subrayó: “Otro punto importante es desalentar el consumo. Muchas de las personas que, por decirlo de alguna forma, consumen productos derivados de esta explotación, no saben que lo están haciendo”. Echeverría Cerisola señaló que en la CNDH ha capacitado a servidores públicos de todo el territorio nacional y a la sociedad civil, así como a los jóvenes, para que sepan que la trata de personas existe y es importante denunciarlo para frenar a los ejecutores. Los padres de familia, añadió, tienen que saber que herramientas como Internet también pueden ser utilizadas como un vínculo para afectar la vida de la juventud. La prevención “es una tarea de todos los frentes, ya que debe haber una coordinación tanto de autoridades como de la sociedad civil en general, e incluso maestros, para detectar cuando hay algo extraño”, sostuvo. Por ello, apuntó, “la prevención es fundamental, y esto se logra más efectivamente a través de las capacitaciones. Conocer el delito es fundamental”, detalló. En septiembre pasado el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, se pronunció por una mayor coordinación internacional para combatir las redes del crimen organizado trasnacional que se dedican a la trata de personas. En Madrid, España, durante su participación en el foro “La trata de personas: Una prioridad para la defensa de las personas”, el ombudsman nacional señaló que en México se ha identificado a 21 de las 31 entidades con actividad de trata de personas para la explotación sexual, donde además de mexicanas existen mujeres de Europa del Este, Centroamérica, África y Asia. Asimismo, advirtió que la CNDH tiene detectados casos de mexicanas que sufren este tipo de explotación en Norteamérica, Europa y Asia, lo que en su opinión demuestra el carácter trasnacional de las redes dedicadas a ese tipo de explotación, que calificó como “una nueva forma de esclavitud” y el “tercero más lucrativo después del tráfico de drogas y de armas”. En aquella ocasión, Plascencia dijo que en las zonas de playa como Acapulco, La Paz, Cancún y territorios fronterizos de México es donde se ha detectado una mayor actividad de esas redes de explotación, por ser el sitio donde turistas nacionales y extranjeros buscan esos servicios sexuales. “Lo que hace falta es la desarticulación de estas bandas con una colaboración y cooperación aún más estrecha, que combata las redes de trata de personas dada la dimensión de un delito que operan delincuentes organizados que tienen presencia en países desarrollados y en vía de desarrollo”, señaló Plascencia en entrevista con corresponsales mexicanos. Explicó que México cuenta con una ley específica y moderna, con un nuevo reglamento, para combatir la trata, “pero más que un esfuerzo de un gobierno, debe haber una política de Estado” sobre el tema, apuntó. El presidente de la CNDH consideró que uno de los retos mundiales es que el delito de trata salga de los códigos penales y se promulguen leyes específicas y especializadas para darle la dimensión a ese tipo delincuencial de crimen organizado.

Comentarios