Enferma de cáncer que huyó de la violencia en México, enfrenta deportación en Canadá

domingo, 8 de diciembre de 2013
GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá ordenó la deportación de una mexicana que huyó del país por la violencia, actualmente en medio de un tratamiento contra el cáncer de ovario que padece a sus 47 años. Evelia Castrejón Santoyo ha vivido en Canadá los últimos cinco años. Salió de México tras vivir una situación de abuso y violencia y se refugió en aquel país, donde estuvo trabajando hasta que sufrió un accidente automovilístico y posteriormente fue diagnosticada con cáncer de ovario. No obstante, las autoridades de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá le han notificado su expulsión de ese territorio, la cual debería cumplirse el martes 10, Día internacional de los Derechos Humanos. El gobierno rechazó su petición de obtener asilo en ese país. Activistas de derechos de los inmigrantes indocumentados en ese país desplegaron una campaña a través de medios de comunicación y redes sociales, con el respaldo de algunos diputados y autoridades que respaldan el refugio para esta mexicana que se encuentra en pleno tratamiento de quimioterapia por un cáncer de ovario en etapa 3. Su médico, la oncóloga Suzanne Fortin, envió una carta el 30 de octubre a las autoridades en la cual describió que ante la posible deportación de la paciente, su vida se encuentra en peligro ante el riesgo de que no reciba la atención requerida “y todos los esfuerzos por salvar esta visa humana sean en vano”. La propia Evelia ha dicho en entrevistas con algunos medios canadienses que tiene miedo de morir si es deportada a México. “Absolutamente no tengo nada allí, ni trabajo, un lugar dónde vivir, no hay dinero ni para pagar por mi comida. Tengo que terminar mi tratamiento aquí sin preocupaciones y rodeada de mis familiares que cuidan de mí”, declaró en una entrevista reproducida por el movimiento Solidaridad sin Fronteras, con sede en Montreal, red de justicia migratoria que busca el fin de las deportaciones y las detenciones de inmigrantes y sus familias. La organización ha hecho un llamado al ministro de Inmigración, Chris Alexander, y al Tribunal Federal para que se intervenga en el estatus migratorio de Evelia Castrejón y se le permita permanecer en Canadá por razones humanitarias. Recordó que en una situación similar, el pasado 21 de noviembre las autoridades suspendieron la deportación de una mujer originaria de Argelia que se encontraba también en pleno tratamiento contra el cáncer en Montreal. Anne-Marie Galante, integrante de Solidaridad sin Fronteras, señaló que Evelia Castrejón “ha enfrentado con valentía tantas formas de violencia en la búsqueda de la justicia y la paz para ella y su familia” e interrumpir su tratamiento médico “es una forma adicional de su abuso”, esta vez de la agencia fronteriza de Canadá.

Comentarios