Senado debate reforma energética en medio de cerco de manifestantes

domingo, 8 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En medio de un cerco de manifestantes y de una intensa vigilancia policiaca, esta mañana inició la reunión de comisiones unidas en el Senado para dictaminar la reforma energética, que plantea la máxima apertura del sector petrolero a la iniciativa privada. Senadores de PRI y PAN defendieron el proyecto de dictamen de la reforma por considerar que es necesario un cambio a la Constitución. El documento incluye reformas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, así como una serie de artículos transitorios para que en 120 días se establezcan las reglas y modalidades para los contratos de utilidad compartida, los contratos de producción compartida y la figura de “licencias”. Los 40 legisladores que conforman las comisiones dictaminadoras fueron citados en el salón de la Comisión Permanente, en el sótano 1 del edificio del Senado, para arrancar los trabajos a las 10:00 horas. La sesión, que arrancó con un quórum de 31 legisladores, se lleva a cabo en el salón de plenos de la Comisión Permanente del Senado. En sus posicionamientos sobre el dictamen, el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, dijo que los recursos energéticos seguirán siendo propiedad de los mexicanos, y que esa propiedad no sólo se mantiene sino que se fortalece, por lo que pidió leer la propuesta con cuidado. “Eso nadie lo puede negar si se lee con cuidado el proyecto de dictamen que hemos presentado”, afirmó el priista. Asimismo, admitió que las reformas anteriores en la materia no han servido de nada ni han dado los dividendos que los mexicanos esperaban. Penchyna consideró que este es un momento histórico para construir la reforma energética que México requiere. En tanto, el priista Enrique Burgos aseguró que el sector no se privatiza y que en los contratos se estipula que los hidrocarburos son propiedad de la nación. Detalló que no habrá concesiones y que el Banco de México administrará el fondo petrolero. Por su parte, el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, Raúl Gracia, dijo que la reforma no es opcional. Es imperativa, apuntó, “si nos quedamos estáticos, estamos condenados al fracaso”. Previo al inicio de la sesión, senadores perredistas anunciaron que se reservarán la totalidad de los artículos del dictamen, para su discusión en comisiones. En rueda de prensa se deslindaron del documento presentado ayer por las bancadas de PRI y PAN al cual consideran “completamente privatizador” del sector energético. En tanto, Martí Batres, presidente de Morena, dijo que el dictamen de reforma privatiza la cadena productiva del petróleo y demás energéticos. El dictamen detalla que el país deberá producir cuatro millones de barriles diarios de petróleo, a pesar de que en México sólo se utiliza un millón de barriles al día, indicó.

Comentarios