Se reforzará seguridad, la respuesta de Aguirre ante narcoviolencia

lunes, 9 de diciembre de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Ángel Aguirre anunció que las autoridades de los tres niveles están tomando medidas para reforzar la seguridad en la entidad, luego del asesinato, el viernes 6, del director de Tránsito en Arcelia, Mario Urióstegui Pérez, La Mona, señalado por el Ejército como el suegro de Johnny Hurtado Olascoaga, El Mojarro, uno de los líderes de La Familia que operan en la región de Tierra Caliente y zona norte de la entidad. Ese mismo viernes por la noche, en una presunta respuesta de La Familia, fueron encontrados ocho hombres descuartizados cerca del crucero de Pachivia, que conecta Teloloapan con Ixcateopan de Cuahtémoc Entrevistado durante una gira de trabajo que realizó en esta capital, Aguirre Rivero dijo que se investiga la masacre de funcionarios municipales para deslindar responsabilidades y anunció que se reunirá con el alcalde priista Taurino Vázquez Vázquez para conocer “más de cerca los hechos”. El viernes pasado, un grupo de soldados del 102 Batallón de Infantería con sede en Tejupilco, Estado de México, abatieron –en circunstancias que aún no han sido esclarecidas– a La Mona y tres funcionarios más en las inmediaciones del poblado de El Ushe, municipio de Arcelia. Las víctimas viajaban a bordo de una camioneta Nissan tipo pick-up y portaban escopetas, así como uniformes camuflados similares a los que utiliza el Ejército. El hecho provocó una reacción de transportistas de Arcelia, quienes retuvieron a los militares y bloquearon durante casi 24 horas las carreteras que conectan la región Centro con la Tierra Caliente y el sur del Estado de México. Los inconformes liberaron las vías luego de que al menos cuatro militares –dos oficiales y dos soldados– fueron puestos disposición de autoridades ministeriales del fuero castrense. El personal castrense implicado en los homicidios se encuentra desde el sábado 7 en las instalaciones de la 35 Zona Militar, con sede en esta capital, donde se investiga el hecho con hermetismo para deslindar responsabilidades. Al respecto, el alcalde de Arcelia, el priista Taurino Vázquez Vázquez, condenó el asesinato de sus colaboradores y deslindó a La Mona de sus presuntos nexos con el narco, al argumentar que portaba uniforme tipo militar debido a que realizaba actividades relacionadas con la cacería. No obstante, en lo que se advierte como una respuesta de La Familia ante el asesinato de los funcionarios de Arcelia, el mismo viernes por la noche fueron encontrados los cuerpos de ocho hombres descuartizados en las inmediaciones del crucero de Pachivia, que conecta el municipio de Teloloapan con Ixcateopan de Cuahtémoc. Las víctimas fueron levantadas por un grupo armado el día anterior en el poblado de Mextitlán, municipio de Teloloapan. Todos eran miembros de una familia y hasta el momento siguen desaparecidas tres mujeres, entre ellas una niña de 8 años, refieren reportes oficiales. Sobre los restos humanos fueron dejados varios mensajes con la siguiente leyenda: “Esto les pasa por secuestradores y putos y por traicionar a La Familia. La FM no perdona traidores. Atte. Nico El M-16”. Sobre los presuntos nexos de La Mona con el narco, Aguirre evadió abundar en el tema al señalar que el alcalde priista de Arcelia le pidió una reunión para explicarle a detalle sobre los hechos de violencia registrados el fin de semana.

Comentarios