Suman 18 cuerpos en fosas clandestinas en Morelos

lunes, 9 de diciembre de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador perredista Graco Ramírez confirmó la existencia de dos fosas clandestinas con osamentas humanas utilizadas por el crimen organizado hace dos o tres años. Una de las fosas se encuentra en el poblado de Tezoyuca, municipio de Emiliano Zapata. Ahí, peritos en criminalística de campo de la PGR han localizado en el patio de la casa restos de 15 personas, entre ellos una mujer. Una segunda fosa se encuentra en el municipio de Xochitepec. En las excavaciones, la PGR ha desenterrado por lo menos tres osamentas. Graco Ramírez dio la información en su conferencia de prensa de los lunes por la mañana. Dijo que es la PGR quien realiza la investigación pero omitió el número de personas enterradas. El jueves pasado, el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer Guillén anunció una petición oficial al gobierno federal para que transparente la información de seguridad, ya que los ciudadanos del estado merecen saber quiénes son las víctimas De manera paralela, padres y madres de desaparecidos llamaron a estaciones de radio locales para expresar su exigencia a las autoridades federales con el fin de que den a conocer las identidades de las víctimas. Dijeron estar dispuestos a acudir a donde sea necesario a realizarles las muestras de ADN y saber si son sus familiares. En los dos últimos años han desaparecido en Morelos casi mil personas, en su mayoría mujeres, producto de desapariciones forzadas y secuestros, según reveló la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Morelos, Lucero Benítez Villaseñor, en agosto pasado. En un breve informe sobre las desapariciones de personas, cuyas denuncias han sido presentadas en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en los años 2011 y 2012, la ombudsman consideró que es una cifra fría, que se queda corta a una realidad que vive el estado y que ha crecido en este 2013. La base de datos establece que sólo en 2011 se denunciaron 548 desapariciones; en 266 casos se trata de mujeres, además, hay 111 menores, de los que 88 son mujeres y 23 son hombres. La tendencia bajó en 2012, porque en la zona metropolitana, la Procuraduría local inició 362 carpetas de investigación por desaparición pero no detalló el móvil; la zona oriente contabilizó 30 y en la región sur sólo 10. Otra vez las mujeres fueron el mayor número de víctimas con 230; en los datos se incluyen tres menores. “No sólo se vincula a desaparición forzada, el secuestro, también ahora a levantones en escuelas”, aseguró en su momento la presidenta de la CDHEM. La denuncia generó un desmentido por parte del gobierno del estado. El procurador Rodrigo Dorantes aseguró que la cifra era inexacta.  

Comentarios