Remesas retroceden 1.6% durante 2012: Banxico

viernes, 1 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Durante 2012, los envíos de recursos de los mexicanos que radican en el extranjero a sus familias ascendió a 22 mil 445 millones de dólares, cifra 1.6% menor a la alcanzada en 2011, cuando alcanzaron 22 mil 802 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico). Las remesas es una de las principales fuentes de divisas del país junto con los ingresos petroleros, el turismo y la inversión extranjera directa (IED). Sin embargo, estos recursos que son generados principalmente por los más de 11 millones de mexicanos que laboran en Estados Unidos, no lograron el año pasado alcanzar los niveles previos a la crisis económica de 2009 originada en el vecino país del norte. En 2007, las remesas tuvieron un récord de 26 mil 58 millones de dólares; en 2008 descendieron a 25 mil 144 millones; ya en la crisis del 2009 se desplomaron a 21 mil 306 millones; en 2010, la cifra bajó aún más, alcanzando sólo 21 mil 303 millones; en 2011 pudieron reponerse un poco al sumar 22 mil 802 millones; mientras que el año pasado el nivel fue de 22 mil 445 millones de dólares. De acuerdo con el análisis económico de BBVA Research, el comportamiento de las remesas en 2012 obedeció a la combinación de dos factores: “El primero fue la pérdida empleo para los migrantes mexicanos en algunos sectores y la relativa fortaleza en el tipo de cambio a partir de julio de 2012”. De hecho, en diciembre las remesas tuvieron una disminución de 4.4% anual al alcanzar mil 706 millones de dólares, cuando en el último mes de 2011 la cifra fue de mil 786 millones, de acuerdo con los datos del banco central. Las entidades federativas con la mayor recepción de esos recursos fueron Jalisco, Durango, Nuevo León, Sinaloa, San Luis Potosí, Tamaulipas, Oaxaca, Baja California, Distrito Federal y Baja California Sur. Según BBVA Bancomer, “es probable que en los siguiente meses se dé cierta estabilización en la tendencia a la baja en las remesas, y que observemos ciertos aumentos, pero moderados. De esta forma para 2013 esperamos que las remesas se ubiquen en niveles cercanos a los de 2012”. Eso sí, lejos de los niveles precrisis.

Comentarios