Piden a gobernador de Oaxaca disolver la 'policía comunitaria'

martes, 12 de febrero de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- El ombudsman estatal emitió hoy una alerta en la que se exhorta al alcalde de Santos Reyes Nopala, el priista Fredy Gil Pineda Gopar, de que “se abstenga de formar grupos civiles armados con el argumento de hacer frente a la inseguridad”. En sesión pública, Arturo Peimbert Calvo, responsable de la Defensoría de los Derechos Humanos de Pueblo de Oaxaca (DDHPO), advirtió que con la formación de grupos civiles armados en ese municipio se estaría incurriendo “en violaciones a derechos humanos, así como en responsabilidad administrativa e inclusive penal”. El pasado lunes 11, el alcalde creó una supuesta “policía comunitaria” en protesta por las acciones que realizó la Base de Operaciones Mixtas (BOM), donde fueron detenidos dos guardias municipales que portaban armas de uso exclusivo del Ejército. Una vez que llevó a cabo un pase de lista a la supuesta “policía comunitaria”, conformada por unos 200 encapuchados, el edil instaló un retén en el camino que comunica a Santos Reyes Nopala con San Gabriel Mixtepec, con el fin de impedir la entrada a la zona de las fuerzas federales. En el documento que la DDHPO emitió este martes, también se le pide al secretario de Seguridad Pública (SSP), Marco Tulio López Escamilla, que dentro del marco de sus atribuciones “coordine las acciones necesarias para que la policía estatal, la Agencia Estatal de Investigaciones y la policía de Santos Reyes Nopala brinden la seguridad pública que se requiera a fin de proteger a las personas y sus bienes en ese municipio”. Una segunda solicitud al titular de la SSP advierte “que si algún grupo de particulares desempeña funciones exclusivas del estado y municipios, al margen de la legalidad, se realicen las acciones tendientes a restablecer el orden previsto en las Constituciones federal y estatal, en términos de la normatividad aplicable”. Además, “en los casos en que así se requiera, a través de la instancia competente, se solicite la colaboración de las instituciones federales de seguridad pública”. Mientras, el ombudsman estatal solicitó al procurador Manuel de Jesús López que los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones “se coordinen con la Secretaría de Seguridad Pública para la puesta en marcha de acciones para brindar seguridad en el municipio aludido”. Y “en caso de tener conocimiento de que algún particular realice funciones de seguridad exclusivas del estado y municipio, que pudieran configurar un delito, inicie el legajo de investigación o averiguación previa que corresponda y se realice la investigación respectiva”. Además, la DDHPO pidió al secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, ponga en marcha las acciones pertinentes para dar cumplimiento a lo estipulado en la fracción IV del artículo 34 de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo de Oaxaca, con el fin de garantizar la gobernabilidad, estabilidad y paz social en el municipio de Santos Reyes Nopala y poblaciones circunvecinas. Asimismo, solicitó a la comisionada de Derechos Humanos del Ejecutivo estatal, Eréndira Cruz Villegas, coadyuve en la implementación de las acciones necesarias para que la SSP y la PGJE cumplan con las atribuciones que tienen conferidas en materia de seguridad pública. Por la tarde, Pineda Gopar se reunió con un centenar de seguidores, afines al PRI, para informarles que lo que busca con estas acciones es “sacarle al gobernador (Gabino Cué) una universidad” para la zona. Este mismo día, los agentes municipales de Santiago Cuixtla, Guillermo Cruz Matus, Julián García Ramírez, de Santa María Tiltepec, se deslindaron de la creación de la “policía comunitaria” en Santos Reyes Nopala. En rueda de prensa coincidieron en que “la policía comunitaria únicamente servirá para reprimir a los grupos contrarios al presidente municipal priista”, es por ello que pidieron al gobierno federal y estatal que disuelvan ese grupo.

Comentarios