Prevención, el arma de Peña Nieto para combatir el crimen

martes, 12 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Aunque la directriz de su gobierno es, oficialmente, que no se hable de la violencia ni los hechos de sangre que ocurren día a día, el presidente Enrique Peña Nieto admitió hoy que existen “escenarios” lamentables por la violencia. “Se trata de corregir lo que hoy lamentablemente estamos viviendo de manera insistente en algunas zonas del país, se trata de revertir estos escenarios, pero también de prevenir para el futuro”, dijo. Al encabezar la instalación de la Comisión Intersecretarial para Prevenir la Violencia y la Delincuencia, en Aguascalientes, Peña Nieto expuso la política que, con el matiz de preventiva, asegura combatirá las causas de la violencia, esto es, la pobreza, “para lograr un México en paz”. En su mensaje, el mandatario recordó que desde el inicio de su mandato expuso una serie de ejes respecto a su administración, de los cuales el primero se plantea la pacificación. También mencionó que el pasado 17 de diciembre presentó su Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en cuyas líneas de acción destaca la prevención. “Precisamente porque es la pobreza, la carencia alimentaria, un factor de riesgo mayor que propicia un caldo de cultivo para las organizaciones criminales. Donde se dan condiciones para la captación de aquellos jóvenes que, especialmente, no teniendo otro espacio de oportunidad para su desarrollo individual, optan o terminan, porque no queda quizá otra opción, siendo víctimas y siendo parte de la delincuencia organizada”, consideró al establecer la justificación de la nueva Comisión Intersecretarial. El presidente describió que en el plan, publicado ya en el Diario Oficial de la Federación, participan nueve secretarías de Estado, encabezadas por Gobernación, y se plantea articularse con los Poderes de la Unión y los órdenes de gobierno. Para su primer año, el trabajo que se desarrollará entre las nueve dependencias cuenta con un presupuesto de 118 mil millones de pesos. “Porque no sólo podemos seguir empleando mayor sofisticación en el armamento, mayor equipamiento, mayor número de policías, mayor profesionalización de policías, la presencia de las Fuerzas Armadas en el país como única arista, como única forma de combatir la delincuencia organizada”, subrayó. Indicó que el propósito de su política preventiva es colocar a los ciudadanos, por lo que convocó a trabajar de la mano del gobierno en recuperar la tranquilidad de las familias en todo el país, pues sólo así será posible alcanzar la paz, dijo. Según Peña Nieto, se trata de que la sociedad participe con su voz, su opinión y su experiencia, que en ocasiones ha cubierto el vacío dejado por el Estado mexicano. La política preventiva del presidente se ha convertido en un eje discursivo aunque la militarización y el uso de las Fuerzas Armadas continúa, lo mismo que los hechos de violencia. Las cifras relativas a lo anterior, así como la información sobre lo que ocurre, ha sido considerado en la estrategia presidencial como algo que debe mantenerse en la opacidad.

Comentarios