Defiende Norberto "la valentía" de Benedicto XVI

miércoles, 13 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- A 15 días de dejar el pontificado, el papa Benedicto XVI encabezó una audiencia pública en la sala Pablo VI del Vaticano y ofició una misa en la basílica de San Pedro con motivo del inicio de la temporada de cuaresma de la Iglesia católica. Desde el atrio de la basílica –donde por primera vez se realizó la homilía por el Miércoles de Ceniza, cuando por tradición, desde hace siglos, se celebraba en Santa Sabina del Monte Aventino–, el Papa denunció la hipocresía religiosa y la búsqueda de aplausos y aprobación. En lo que fue su última homilía pública como jefe máximo de la Iglesia católica, Benedicto XVI, quien el pasado lunes 11 sorprendió al mundo al anunciar su renuncia al pontificado, añadió que “la calidad y la verdad de la relación con Dios es lo que certifica la autenticidad de todos los signos religiosos". Luego de hacer referencia a los golpes contra la unidad de la Iglesia y las divisiones en el seno del cuerpo eclesiástico, ante cientos de fieles subrayó: “Esta noche somos numerosos en torno a la tumba del apóstol Pedro también para pedir su intercesión por el camino de la Iglesia en este particular momento, renovando nuestra fe en el pastor supremo, Cristo Señor. "Para mí es una ocasión propicia para agradecer a todos, especialmente a los fieles de la diócesis de Roma, mientras me apresto a concluir el ministerio petrino y para pedir un particular recuerdo en la oración". Antes de celebrar su último Miércoles de Ceniza como Papa, Benedicto XVI presidió la audiencia general semanal en la que aseguró que la decisión de renunciar la tomó “con plena libertad y por el bien de la Iglesia”. Frente a unos 3 mil 500 fieles reunidos en la sala Pablo VI del Vaticano, manifestó: "He orado mucho (y) examinado ante Dios mi conciencia, consciente de la gravedad de tal gesto". Reconoce Rivera Carrera “valentía” de Benedicto XVI En México, el cardenal Norberto Rivera, uno de los tres mexicanos que tendrán derecho a voto para elegir al próximo Papa, pidió a los fieles orar para escoger al mejor. En un comunicado, el arzobispo primado de México exhortó a invocar al Espíritu Santo "a fin de que Él nos lleve a elegir al mejor candidato para guiar la Iglesia". Asimismo, llamó a los católicos mexicanos a dar muestras de sincera gratitud a Benedicto XVI y a unirse en oración para que sea recompensado por su servicio y su "valiente decisión", y lo sigan iluminando hasta el fin de su pontificado. La Arquidiócesis Primada de México externó su gratitud al Papa por su servicio a la Iglesia universal y por su "amor y solicitud hacia el pueblo mexicano" manifestado en la visita pastoral de 2012. "Pese a su avanzada edad no dudó en venir a confirmarnos en la fe. Nos dejó su imagen de padre bueno, humilde y bondadoso, que trajo consuelo a un pueblo desgarrado por la violencia y el odio", expuso el prelado. Rivera Carrera también resaltó su admiración a la "valentía del papa Benedicto XVI al aceptar con humildad, delante de Dios, que es el momento de dejar la guía de la Iglesia, debido a lo avanzado de su edad. Estoy seguro que fue una decisión largamente reflexionada y puesta en la presencia de Dios". Desde luego, admitió, "hay desconcierto y tristeza por esta noticia, pero también hay esperanza, pues no debemos olvidar que la Iglesia está en las manos de Dios hasta el fin del mundo". El cardenal pidió valorar con amor y justicia a Benedicto XVI, pues "le debemos mucho. Ha sido un pontífice que ha sabido guiar con prudencia, humildad y fuerza a la Iglesia en momentos de crisis, siempre viendo los problemas a la luz de la fe y con la esperanza de que al final lo que vence es el bien y no el mal".

Comentarios