Alertan sobre potencial ecocidio en Cozumel con proyecto eólico

jueves, 14 de febrero de 2013
CANCÚN, Q, Roo (apro).- La organización ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar) denunció que el alcalde de Cozumel, el priista Aurelio Joaquín González, impulsa la construcción de un parque eólico en la isla en perjuicio de seis mil hectáreas protegidas en la zona oriente de la isla. La presidenta de Citymar, Guadalupe Álvarez, señaló que el alcalde intenta modificar el Plan de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) que prohíbe la instalación de infraestructura de comunicación y conducción de energía eléctrica, así como cortar, quemar o remover la vegetación natural en la zona oriente de la isla. Sin embargo, Álvarez denunció que, con la modificación del POEL, que pretende consumar el alcalde, se aprobaría la Modificación del Impacto Ambiental (MIA) para dar luz verde al proyecto. Esta es la segunda ocasión que el alcalde intenta modificar dicho plan, para la construcción del parque eólico, recordó la ambientalista, quien lamentó que el funcionario se haya convertido en el principal promotor del proyecto que implicaría un grave daño al sistema de lagunas y humedales del oriente de Cozumel. Señaló que el daño ambiental de este proyecto sería superior al de Dragon Mart, que se pretende construir entre Puerto Morelos y Cancún. “Es peor que el Dragon Mart. Es un proyecto que afecta a por lo menos 20 especies de flora y fauna protegida por la Norma Oficial Mexicana (NOM)”, dijo la ambientalista. Mencionó que este parque sería el fin del hábitat de aves, incluida la golondrina, símbolo de Cozumel. El proyecto es, dijo, promovido por el gobernador Roberto Borge y el alcalde Joaquín González, aunque aparentemente también fue impulsado por el exmandatario estatal Félix González Canto. Según la conservacionista, Borge Angulo firmó en diciembre de 2011 el contrato de usufructo de los terrenos que pertenecían al gobierno del estado, a través del Instituto de Patrimonio Estatal (Ipae). “No puedo decir que lo promovió el exgobernador Félix (González Canto), pues el contrato lo firmó el gobernador actual, pero es él quien estaría también detrás, promoviendo el proyecto”, dijo. Asimismo, Guadalupe Álvarez indicó que el alcalde Joaquín González “cabildea” a favor de los promotores, el corporativo México Power Group. “Anda en la Ciudad de México mintiendo. Dice que los nuevos funcionarios de la Semarnat son sus amigos y que ahora sí va a haber apoyo para el proyecto”, denunció. El edil ha promovido reuniones, dijo, para la modificación de los criterios del POEL, pero aún se desconocen los términos de estas adecuaciones. En agosto de 2012, refirió que la Semarnat rechazó un primer proyecto, el cual incluía 115 aerogeneradores en una extensión de seis mil 132 hectáreas. Los argumentos por los que fue rechazado el proyecto, dijo que se sustentan en el POEL vigente que prohíbe la instalación de infraestructura de comunicación y conducción de energía eléctrica, así como la prohibición de cortar, quemar o remover la vegetación natural en la zona oriente de la isla. El nuevo proyecto incluye 36 torres, pero son más potentes y más grandes. “La extensión es como la mitad del anterior proyecto”. Por otra parte, señaló que el proyecto no representa ningún beneficio para la Isla. “La energía es para la Riviera Maya y se crearán 36 empleos que serán para gente de fuera, de ellos. “Quizá los únicos empleos para la gente local es la gente va a desmontar y ahí se acabó”, concluyó.

Comentarios