Desalojan a 350 niños de escuela por falsa alerta de bomba en Morelos

jueves, 14 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Una falsa alerta de bomba provocó el desalojo de 350 niños de una escuela privada ubicada en el municipio de Jiutepec, Morelos, confirmaron autoridades estatales. La mañana de este jueves, alrededor de las 10:00 horas, directivos del Colegio Bilingüe Norteamericano recibieron una llamada anónima que alertó sobre la existencia de explosivos en el interior de un auto estacionado en la parte trasera de la institución. “Recibimos una llamada anónima de una amenaza de bomba; era una voz que se oía extraña; no tenemos identificador y no sabría dar detalles”, explicó Salomón Hernández Tripp, coordinador del colegio. Agregó que de inmediato ordenó el desalojo de los estudiantes y dio aviso a las autoridades de Protección Civil, cuyo personal acudió al lugar y descubrió que se trató de una falsa alarma. Desde el pasado viernes 8, cuando tres escoltas del procurador de Justicia del estado, Rodrigo Dorantes Salgado, murieron en un enfrentamiento a balazos con policías estatales en la capital de Morelos se ha desatado una serie de actos intimidatorios. Este jueves, los directivos del Colegio Bilingüe Norteamericano y autoridades de Protección Civil revisaron todas las instalaciones y vehículos que se encontraban en la parte exterior, sin que se hallara ningún artefacto explosivo. Maestros y padres de familia resguardaron a los menores en una calle aledaña y colocaron un cerco de seguridad que fue reforzado más tarde por la Policía Federal. Hasta el momento se reporta saldo blanco tras la evacuación. El sábado 9 de febrero, en el mismo lugar donde una noche antes se registró la balacera entre escoltas del procurador y policías estatales, frente a un jardín de niños, apareció una corona de flores y un mensaje dirigido al gobernador de Morelos, Graco Ramírez. “Señor gobernador, esto no fue un accidente, sabemos que los acreditables y estatales trabajan para Antonio Román Miranda, alias La Moña y Los Rojos”, decía el mensaje escrito en una cartulina blanca. “Ése es el lema de la policía única, matar elementos que no se venden ni al mejor postor y quieren hacer su trabajo honradamente. Nuestro más sentido pésame a las familias de los ministeriales, que descansen en paz”, se leía en el texto. Dos días después, el 11 de febrero, un sobre con explosivos fue enviado a un investigador del Instituto de Biotecnología (IBT), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) campus Morelos, ocasionó el desalojo de más de mil personas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Comentarios