"Escoltas de procurador abrieron fuego primero": policías de Morelos

jueves, 14 de febrero de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Los policías acusados de dar muerte a tres escoltas del procurador Rodrigo Dorantes coincidieron, en declaraciones ante un Tribunal oral, que fueron los agentes ministeriales los primeros en abrir fuego, al negarse a ser revisados el viernes 8 por la noche. Durante una audiencia pública realizada este jueves, los diez elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) rindieron su declaración ante la juez de control, en que su cronología de los hechos coincide en sostener que al convoy de dos camionetas que circulaba por la ciudad esa noche le pidieron parar e identificarse, pero los escoltas hicieron caso omiso. “Le grité ‘párate, párate, oríllate’, y las personas que iban en la camioneta gris (Armada), me voltearon a ver y empezaron a decir ‘ábrete a la…, ábrete a la... hijo de tu puta madre’, pero con el arma arriba. Encañonándome, me decían ‘ábrete’”, declaró el elemento César “N”. También aseguraron que desde el Centro de Cómputo, Comando y Comunicaciones (C4) nunca se les confirmó que en el convoy viajaran servidores públicos. Mientras, el policía Oscar “N” recordó cómo los radio-operadores del C4 nunca les dieron la certeza de que el convoy de hombres armados fuera de policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos (PGJEM), y menos que en una de las camionetas fuera el procurador. “Yo escuché a un compañero decir ‘me enseñan una identificación, me enseñan una identificación, al parecer ministeriales’… Luego dice ‘C4, corroboren, corroboren, 44 (ministeriales)’. ‘Negativo, negativo, no son ministeriales. ¡Ciérrenles!’”, declaró el detenido. Sin embargo, dos declaraciones orales de igual número de integrantes del Grupo Especial de Operaciones que participaron en los hechos son clave. Raymundo “N” narró a la juez que al impactarse en su patrulla varios disparos de arma de fuego, decidió bajar y caminar al frente. En ese instante se topó de frente con uno de los tripulantes de la camioneta gris Nissan, tipo Armada: “Yo voy avanzando al frente, siento disparos porque los tengo de frente; respondo la agresión para proteger mi vida y retrocedo cubriéndome. Entonces me disparan, yo tomo mi arma y puedo ver de dónde vienen los disparos; hacia esa dirección disparo en el momento que me voy cubriendo”, reveló el agente. En los levantamientos que realizó el Servicio Médico Forense (Semefo), uno de los cuerpos fue precisamente recogido del lugar que describió el elemento que se había topado de frente con los escoltas. Julio César “N” asegura que el hombre que se encontraba atrás del conductor de la camioneta Armada es quien abrió fuego. “El del lado del piloto es quien hace los disparos. Él que estaba atrás del conductor de la camioneta gris… me enseñó el arma y después salió la flama”, sostuvo el uniformado. La audiencia aún no toca su fin porque ahora será el Ministerio Público el que presente ante el Tribunal oral sus argumentos de acusación contra los policías preventivos acusados de homicidio, tentativa de homicidio, lesiones y abuso de poder.

Comentarios