Grupo de autodefensa libera a cuatro detenidos en Ayutla

jueves, 14 de febrero de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- La tarde de este jueves fueron entregados a sus familiares cuatro de las 43 personas retenidas por grupos de autodefensa en el municipio guerrerense de Ayutla de los Libres, luego de considerar que los presuntos delincuentes cumplieron la sanción impuesta. Según autoridades del estado, cerca de las tres de la tarde fueron liberadas cuatro personas más, quienes habían sido retenidas por los grupos de autodefensa que comenzaron con acciones a partir del 5 de enero. La decisión, destacó Notimex, se tomó luego de una asamblea por parte de los ciudadanos, quienes integran el movimiento civil de autodefensa, por considerar que ya concluyeron con el proceso de sanción a través de actividades establecidas por las “casas de justicia”. El viernes de la semana pasada, la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) entregó a las autoridades del estado a 11 de las 54 personas que habían sido retenidas a partir del 5 de enero; con ello quedaron 43 personas aún en su poder, pero en esta ocasión fueron liberados cuatro. De acuerdo con la información difundida este día por algunos medios locales, el gobernador Aguirre Rivero dio a conocer que para el próximo martes estarían siendo liberados el resto de los retenidos por los grupos civiles de autodefensa. Levantan arraigo a cuatro Por su parte, la Procuraduría de Guerrero liberó a cuatro hombres que habían sido involucrados en la violación tumultuaria a una turista del Distrito Federal. La dependencia detalló en un boletín que dentro de la averiguación previa TAB/EDS/02/0978/2012 no hubo motivos para inculparles de la agresión sexual. "La PGJE precisa que la liberación de los cuatros inculpados corresponde al caso de los seis arraigados por los hechos perpetrados a la turista proveniente del Distrito Federal el 2 de octubre del año pasado en la zona de Barra Vieja”. La medida benefició a Iván Alexis Jacinto Benítez, Arnulfo Padilla Zavaleta, Juan Carlos Sánchez Silva y Moisés Martín Mariche Salas.

Comentarios