Piden peritaje en Pasta de Conchos por posible rescate de cuerpos

martes, 19 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A siete años de la tragedia minera ocurrida en la Mina 8 Unidad Pasta de Conchos, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) aceptó las exigencias de recuperación de los 63 cuerpos que permanecen sepultados en el filón, de los 65 que murieron en el siniestro del 19 de febrero de 2006. El anuncio lo realizó el subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo García Cervantes, a cuya instancia derivó la STPS la petición de revisar las condiciones de seguridad, con el argumento de que no cuenta con el personal especializado que pueda hacerse cargo de la valoración. El jueves 7, un grupo de familias y activistas, miembros de la organización Familia de Pasta de Conchos (FPC), sostuvo un encuentro privado con el titular de la STPS, Alfonso Navarrete Prida, en el que plantearon su exigencia de recuperar los cuerpos de los trabajadores. De acuerdo con el sacerdote Carlos Rodríguez Rivera, durante el encuentro el funcionario federal advirtió que no quería predisponerse a favor o en contra de la situación, por lo que valoraría las condiciones de la estructura colapsada en febrero de 2006. Rodríguez Rivera difundió hoy el oficio OS/057/13, signado por Navarrete Prida y dirigido al titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, en el cual solicita que realice un peritaje para conocer los riesgos para la integridad física y humana de los trabajadores que podrían participar en un rescate. El asunto fue turnado al subprocurador García Cervantes, quien desde hace años se ha involucrado en la problemática carbonera, al grado de confrontarse con el gobierno de Felipe Calderón, siendo de extracción panista. “Esto representa una luz de esperanza”, dijo esta tarde María Trinidad Cantú, una de las viudas de Pasta de Conchos y presidenta de la FPC, quien puso énfasis en el lema del memorial por el séptimo aniversario luctuoso de esos mineros: “Rescatar a los vivos para honrar a los muertos”. Durante la misa que cada 19 de febrero se celebra frente al corporativo de Grupo México, en la exclusiva colonia Polanco de esta ciudad, el sacerdote Carlos Rodríguez consideró que era la oportunidad de revertir la historia de horror en esa zona del país, a partir de que se resuelvan no sólo las demandas de los deudos de Pasta de Conchos, sino la problemática de la región carbonífera de Coahuila, donde han muerto 159 trabajadores en los últimos años por las condiciones de inseguridad que prevalecen en las minas. “Lo que no vimos en los últimos seis años, durante el gobierno de Felipe Calderón, ni en los siete de las últimas dos administraciones, lo vemos hoy, como una luz de esperanza”, dijo Rodríguez. En un comunicado que se leyó durante la misa, la FPC destacó que la “STPS cumplió su palabra”, en relación con el acuerdo al que llegaron con Navarrete Prida a principios de mes. No obstante, insistieron hoy en su solicitud de audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto, a fin de explicarle de viva voz la situación de los mineros del carbón. Además, la activista Cristina Auerbach Benavides dio a conocer que los reclamos por las pensiones, cuyos montos se han escamoteado históricamente a las viudas del carbón, habían sido resueltos en una primera etapa, luego de la intervención de la titular de la STPS en la recta final del sexenio de Calderón, Rosalinda Vélez. Auerbach recordó que días después de los hechos en Pasta de Conchos, el gobierno de Humberto Moreira emitió actas de defunción que luego, Javier Lozano Alarcón, entonces secretario del Trabajo, utilizó para fijar muy por debajo de lo justo las pensiones. Luego de litigar para combatir las actas de defunción por estar asentadas en hechos falsos, finalmente consiguieron que las viudas del carbón reciban pensiones justas. Las grandes firmas como Grupo México y el Grupo Acerero del Norte, así como los pequeños empresarios de los llamados pocitos –los más inseguros en la minería del carbón– recurren también a las prácticas de registrar muy por debajo de su ingreso real a los trabajadores ante el IMSS. “Da lo mismo dónde mueran. Las familias reciben una miseria”, expuso Auerbach, quien adelantó que tenían un padrón de 161 familias que deben recibir una pensión más justa y de las cuales 59 ya habían sido regularizadas. A la misa acudieron representantes de organizaciones ciudadanas de víctimas de violencia, así como integrantes del extinto SME y estudiantes de la Universidad Iberoamericana, quienes entregaron cientos de volúmenes donados por alumnos de esa institución, a fin de que se integre una biblioteca comunitaria en la zona carbonífera. Luego de la misa, las familias de deudos de diferentes percances mineros y sobrevivientes de los colapsos realizaron una marcha al Zócalo. Saludan mineros festejo militar El sindicato minero encabezado por Napoleón Gómez Urrutia aprovechó la ceremonia en memoria de las víctimas de Pasta de Conchos para enviar “un saludo fraternal” al Ejército por los cien años de existencia y a propósito del Día de la Lealtad. En un comunicado, el gremio aseguró que en “el hecho luctuoso que nos reúne hoy, en memoria y homenaje a nuestros 65 compañeros mineros fallecidos en Pasta de Conchos, también queremos resaltar que el Ejército celebra este día sus cien años de existencia. “Ejército y trabajadores nunca nos hemos visto como grupos ajenos ni mucho menos antagónicos. Ambos somos parte insustituible del pueblo mexicano y los dos formamos parte de la hermandad popular de México, nuestro gran país, que hicimos la Revolución de 1910”, aseguraron los trabajadores mineros. Es por ello que los mineros enviaron a todos los miembros de las Fuerzas Armadas “un saludo fraternal en el día de su celebración de la lealtad”. Más aún, el sindicato consideró que el uso de las Fuerzas Armadas para reprimir no forma parte de la ideología del Ejército, sino que es responsabilidad de “gobernantes antiobreros”. “Nos sumamos a la propia celebración de ellos, y deseamos que se unan a nuestro duelo por los compañeros caídos tanto en Pasta de Conchos como en las luchas por la dignidad, la libertad y la autonomía sindicales”, acotaron.

Comentarios