Impulsó Humberto Moreira a empresario investigado por SAT y PGR

sábado, 2 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El exgobernador priista Humberto Moreira apoyó abiertamente durante su administración al empresario Salomón Juan Marcos Villarreal, quien estableció compañías textileras en Nicaragua que actualmente son investigadas por la Procuraduría General de la República (PGR) y el SAT. A Marcos Villarreal se le ha conocido por convertirse en un próspero empresario en pocos años. Sin embargo, se le han descubierto diversas maniobras ilícitas para allegarse dinero. De acuerdo con un reportaje publicado en Proceso en febrero de 2008, parientes del empresario lagunero tejieron una red con el gobierno y con el cártel de Juárez. El trabajo periodístico menciona que a principios de los noventa, sus empresas confeccionaban entre 4 mil y 5 mil pantalones de mezclilla por día. Y para conquistar el mercado decidió falsificar la etiqueta Levis Strauss para colocarla en las prendas que diseñaba y venderlas como originales. Los dueños de la firma estadunidense lo denunciaron, pero el lío se arregló, según una fuente cercana al caso, mediante el pago de una especie de indemnización. Marcos Villarreal estableció una planta de lavado textil en Nicaragua en febrero de 2011 en un acto en Managua, de acuerdo con Reforma. En ese evento estuvieron presentes Moreira, el presidente Daniel Ortega y el embajador de México, Raúl López. En esa ocasión, el priista destacó sus virtudes empresariales, indicando que en ese país centroamericano Marcos Villarreal pagaba el doble de aguinaldo que en México. Según el empresario, su plan era establecer plantas de corte y confección hasta crear 3 mil puestos de trabajo en un país al que llamó “amigo” y un ejemplo de la lucha latinoamericana por la dignidad y la justicia social. Sin embargo, el jueves pasado el SAT interpuso una denuncia por evasión fiscal por un monto de mil 650 millones de pesos en contra de integrantes de la familia Marcos Villarreal. La presunta defraudación habría sido cometida por compañías ligadas a los hermanos Salomón y Antonio Juan Marcos, allegados a Moreira. Marcos Villarreal también se ha distinguido por sus excentricidades. En diciembre de 2007, se cumplió uno de sus extravagantes gustos: festejó las posadas en Las Vegas. Eligió para ello el hotel-casino César Palace, en donde alojó a por lo menos 40 invitados, quienes viajaron en dos aviones: el suyo y otro más, rentado a su propia empresa. Testigos del festejo consultados por este semanario aseguran que la cuenta corrió a cargo del organizador, Salomón Juan Marcos Villarreal. Por cada pareja pagó 2 mil dólares diarios. La fiesta duró cerca de una semana.

Comentarios