Colectivo gay acusa a fiscal federal de secuestro y extorsión

viernes, 22 de febrero de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El Colectivo Nuevo León Incluyente denunció por secuestro y extorsión a una fiscal federal por arrestar a 70 de su compañeros que se encontraban reunidos en un bar y extorsionar al dueño del establecimiento con 300 mil pesos. Mario Rodríguez Platas, vocero de la agrupación gay, acusó directamente a la agente del Ministerio Público Federal identificada con el nombre de Sonia, de irrumpir, junto con 30 elementos de la Policía Federal (PF), en el bar Parking Clu, en la calle Allende, entre Guerrero y Juárez, en la zona centro de esta capital. Los hechos ocurrieron el pasado 14 de febrero alrededor de las 23:00 horas. El activista dijo que 70 asistentes a la velada, en la que se celebró el concurso Miss Gay Universe, fueron trasladados a una subdelegación de la PF, ubicada en el área del Parque España, en los límites con el municipio de Guadalupe. Según los agentes, el operativo tuvo la finalidad de buscar drogas y armas en el lugar. Por su libertad, los detenidos tuvieron que pagar cuotas de 500 a 2 mil pesos. Rodríguez señaló que la agente del MPF solicitó a la gerente del lugar 300 mil pesos en efectivo “para dejar de molestar” en el futuro a los asistentes al establecimiento de ambiente gay. Durante el operativo policiaco, fueron sustraídas del negocio botellas de bebidas alcohólicas, computadores y el efectivo de las cajas, según el denunciante. “A estas personas las extorsionaron y las golpearon. A uno de los concursantes que usó traje para concursar, le quitaron la peluca y los zapatos, y le pusieron unos electrodos en los testículos, mientras le preguntaban si eran reales. Lo dejaron tirado en la avenida Morones Prieto”, denunció. Rodríguez Platas precisó que el arresto del que fueron objeto los gays lo efectuaron autoridades federales que debieron de haberlos puesto a disposición de alguna autoridad, aunque no fueron enviados a ningún lado. Si hubieran encontrado algo ilegal, dijo, debieron haberlos turnado al Ministerio Público federal, pero ni siquiera esa acción legal efectuó la “licenciada Sonia”. El activista gay comentó también que el pasado lunes por la mañana, después de que algunos medios de comunicación difundieron el hecho, se comunicó con él José Stein Velasco, director de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), para conocer las quejas y ofreció investigar el caso. Asimismo, informó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos aceptó fungir como su intermediario legal ante el Ministerio Público para evitar represalias. El vocero del colectivo gay denunció que al día siguiente la servidora pública los amenazó: Le dijo que le bajaran o se los llevaría la “chingada”.

Comentarios