Con Gordillo, opacidad y uso discrecional de recursos del SNTE

martes, 26 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Bajo el liderazgo de Elba Esther Gordillo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha sido omiso en la rendición de cuentas sobre el manejo de las cuotas sindicales que cobra a un millón 200 mil maestros, con un monto de alrededor de 200 millones de pesos mensuales. La muestra: una donación que hizo en nombre de los maestros mexicanos el 27 de agosto de 2008, al gobierno de Perú por 750 mil dólares para rehabilitar las escuelas afectadas por el terremoto que sacudió a ese país. Por el contrario, a Tabasco que ese año padeció una crisis por la inundación de consecuencias incalculables, sólo envió “ayuda humanitaria” por 500 mil dólares. Esto lo informó entonces el gobernador Andrés Granier Melo, señalado por endeudar al estado y depositar 14 millones de pesos del erario a una cuenta bancaria de una de sus hijas. Gordillo Morales era presidenta de la Confederación de Educadores de América Latina. “Esta donación es de las cuotas sindicales de los maestros mexicanos en apoyo a los niños para que recuperen sus colegios y puedan lograr una educación de calidad en este país tan identificable a mi patria”, señaló en un acto celebrado en el Palacio de Gobierno de Lima, ante el presidente peruano Alan García. “Es un aporte para con los estudiantes que perdieron escuelas por la magnitud del desastre natural”, dijo Gordillo Morales, de acuerdo con una nota de la agencia EFE, publicada en el Diario La República, de Perú, el lunes 27 de agosto. Información sobre esta donación no fue difundida por la página de internet del SNTE, pero sí sendos comunicados de prensa sobre la labor que realizada en Tabasco por las inundaciones, como instalar mil 37 centros de acopio en el país desde el 7 de noviembre. Destaca que envió 92 toneladas de ayuda, pues entre los afectados había más de 10 mil trabajadores de la educación. Los maestros participaron en la operación de 260 albergues. El SNTE se coordinó con la Cruz Roja Mexicana para este fin. El secretario general del sindicato, Rafael Ochoa, fue a Villahermosa a coordinar a los maestros. Dos días antes, el 5 de noviembre, el sindicato magisterial informó en otro comunicado que había mandado 57 toneladas de alimentos, agua y ropa. Asimismo, dio a conocer que suscribió un acuerdo con supermercados “para enviar dos mil despensas a los damnificados”. Y acordó con funcionarios de la Secretaría de Educación estatal realizar un diagnóstico de daños en las escuelas. Además ofreció la colaboración de los afiliados al sindicato a la Secretaría de Salud y al Instituto de Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Sobre la supuesta donación de 500 mil dólares para Tabasco no difundió ni una palabra. Este martes 26 de febrero detuvieron a Elba Esther Gordillo Morales, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), acusada del desvío de más de 2 mil 600 millones de pesos de las arcas sindicales.

Comentarios