Delegado de Coyoacán ve complot en su contra y liga a su acusador con casineros

martes, 26 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, reiteró hoy que la investigación en contra del jefe delegacional de Coyoacán, Mauricio Toledo, quien enfrenta acusaciones por extorsión y amenazas de muerte, deberá agotarse “sin distingos de ley”. “Ya se tiene presentada una denuncia; una vez que se inicia un trámite como éste, hay que agotarlo; lo que tiene que hacerse ahora y lo que marca la ley es que se agote la investigación en todos y cada uno de sus términos, eso es lo que vamos a hacer", dijo al término de un evento sobre transparencia. –¿Sin importar las consecuencias? –se le preguntó. –No puede haber distingos de la ley en éste y en cualquier otro caso —reiteró. Durante toda la mañana, Toledo, quien forma parte de la corriente perredista de los Chuchos, concedió distintas entrevistas en las que negó las acusaciones formuladas por el abogado Rodolfo Reus, quien representa a una constructora. Posteriormente, ofreció una conferencia de prensa en la que insistió en que es falso que haya pretendido extorsionar con 1.6 millones de pesos al representante legal de la empresa inmobiliaria 3GZN Arquitectura, quien ahora también lo acusa de amenazas de muerte. En su edición de este martes, el diario Reforma publicó el contenido de mensajes que supuestamente intercambiaron Toledo y Reus en los que el jefe delegacional, le dijo: “Si publicas algo te mando matar, cabrón”. En descargo, el delegado afirmó que Reus, su acusador, está vinculado al caso de los permisos de apertura de casinos; que su teléfono celular fue hackeado y que detrás de la denuncia del abogado se encuentran prominentes panistas, entre ellos, el exsubsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila Mayo. En una rueda de prensa el delegado perredista insistió en que las acusaciones de Reus “obedecen a una campaña de desprestigio enfocada a desacreditar el buen gobierno” que, aseguró, él encabeza en Coyoacán. En entrevista matutina con MVS Noticias, Toledo dijo que tuvo dos encuentros “ocasionales” con Reus: uno afuera de la delegación Coyoacán y otro en un gimnasio de Miguel Ángel de Quevedo, donde, aseguró, el abogado le presumió sus relaciones con la iniciativa privada. Relató que el abogado le ofreció ayudarlo y que le habló de casos de establecimientos mercantiles, de giros negros y de casinos. “Él está en una relación estrecha no tan sólo con el zar de los casinos, también tiene una relación estrecha con el exprocurador Antonio Lozano y con Diego Fernández de Cevallos”, afirmó. También afirmó que Reus tiene vínculos con el exsubsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila Mayo, a quien acusó de estar detrás de la campaña de acusaciones en su contra. “Mi teoría es que está metido el PAN, es una ruta permanente de los mismos (Priscila Vera y Édgar Borja, diputados locales), creo que hay un jefe detrás de eso y puede ser Obdulio Ávila. “El PAN de Coyoacán es diferente al nacional, es atípico y muy radical, es un panismo conflictivo”, sostuvo. Toledo dijo ser víctima de un hackeo de su teléfono celular y afirmó que ya interpuso una denuncia contra quien resulte responsable de ello, ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Al respecto, los panistas Priscila Vera Hernández, Edgar Borja Rangel y el consejero nacional del PAN, Obdulio Ávila, así como el coordinador de la bancada en el ALDF, Federico Döring, ofrecieron una rueda de prensa para conminar al delegado perredista a debatir el tema “como hombrecito” en ese recinto legislativo. Señalaron que debido a que ellos también interpusieron una denuncia ante la PGJDF por el caso de presunta extorsión, podrán acceder al expediente y conocerán de primera mano el resultado del peritaje que envíe la empresa Black Berry desde Canadá sobre el supuesto hackeo del teléfono móvil. Döring dijo que se presentará un punto de acuerdo el miércoles 27, para citar a Toledo  a que explique y se defienda en un debate parlamentario “para saber exactamente qué grado de extorsión, qué grado de corrupción, qué grado de abuso de autoridad se ha llevado a cabo en Coyoacán”. En tanto, el diputado perredista Eduardo Santillán Pérez, afirmó que no se requerirá interponer un procedimiento adicional para que Toledo aclare ante las instancias correspondientes la supuesta extorsión, porque no cuenta con fuero. Santillán Pérez afirmó que tanto el Gobierno de Miguel Ángel Mancera como la ALDF no permitirán actos de corrupción o de extorsión, y agregó que serán respetuosos de los procedimientos de investigación que se lleven a cabo. Las dependencias que se encargarán de la investigación, detalló,  son la Contraloría General y la PGJDF y si éstas determinan la existencia de una responsabilidad, dijo, inmediatamente operarían los trabajos de la Comisión Jurisdiccional de la ALDF.

Comentarios