Desarticulan red de corrupción en el sistema penitenciario de Sonora

martes, 26 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de Justicia  del estado de Sonora (PGJE) ejerció acción penal en contra de 12 servidores públicos del Sistema Estatal Penitenciario que se dedicaban a falsificar y vender documentos oficiales a los internos del Centro de Readaptación Social Uno (Cereso Uno) de Hermosillo, cinco de los cuales lograron obtener su libertad de ese modo entre agosto y noviembre del año pasado. En conferencia de prensa, el procurador Carlos Navarro Segich reveló que entre los funcionarios implicados en la red de corrupción interna se encuentra el director jurídico, Gastón Walterio Walters Padilla. Además, dio a conocer que nueve servidores públicos están detenidos y el resto logró darse a la fuga. Los detenidos son: Walters Padilla, de 54 años; Jesús Francisco Cabrera Ramos, de 35; Rodolfo Leonardo Barceló Moreno, de 40; David Robles Santacruz, de 47, y Gerardo Sandoval Lara, de 28 años. Estos últimos trabajaban como auxiliares del área jurídica del Cereso Uno de Hermosillo. El resto de la red de corrupción lo completaban los siguientes servidores públicos: Felipe Reyes Robles, de 35 años, quien se desempeñaba como jefe de ayudantía en el Cereso; Ramón Jesús Mendívil Valenzuela, de 35 y jefe de grupo, y los custodios Guadalupe Valenzuela López (48) y José Guadalupe Norzagaray Bastidas (59). Los funcionarios penitenciarios prófugos son: Iván Rafael López Tarazón, de 38 años, quien fungía como subdirector jurídico del Cereso, y los excustodios Jesús Mendoza Alegría (35) y Francisco José Núñez Ruiz, El Rorro (61). Todos ellos enfrentan los siguientes cargos: evasión de presos, falsificación de documentos, abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal y cohecho. En la conferencia, Navarro Sugich explicó que las fugas se lograron con la falsificación de las penas impuestas por un juez a través de la modificación al Sistema de Registro de Procesados y Sentenciados (SRPS). Según el funcionario, las investigaciones apuntan a que fue López Tarazón quien propuso a Gastón Walterio Walters llevar a cabo las falsificaciones y venderlas a los reos para obtener dinero. En el plan, Francisco José Núñez Ruiz se encargó de ubicar a los internos interesados en pagar una cantidad a cambio de salir anticipadamente con documentos apócrifos. De esa manera, agregó, escaparon José Elías Mendía Silva, sentenciado a prisión por 50 años por homicidio calificado; Luis Enrique Valdez Valenzuela, homicida y violador que purgaba una condena de 28 años, y Alejandro Rodríguez Palomares, El Jando, sentenciado por homicidio calificado. Los otros dos reos que obtuvieron la libertad con la falsificación de documentos son: John Jairo Acevedo Castro, El John, acusado de robo, y el peruano Thelmo Reyes Palacios, quien purgaba una pena de 27 años por asesinato. Valdez Valenzuela, quien salió de la prisión el 17 septiembre del año pasado, fue recapturado en diciembre en el municipio de Navojoa, al sur de la entidad, mientras que los cuatro internos restantes siguen prófugos.

Comentarios