Se extiende gripe aviar a 22 granjas de Guanajuato y 16 de Jalisco

miércoles, 27 de febrero de 2013
CELAYA, Gto. (apro).- A pesar de las medidas sanitarias instrumentadas por la Secretaría de Agricultura, el brote de gripe aviar sigue imparable en el estado de Guanajuato y ya se extendió a Jalisco.

En su más reciente reporte, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) reveló que el brote infeccioso se extendió a cuatro granjas más en esta entidad –suman ya 22– y a 16 de Jalisco.

A partir de que se tuvo conocimiento del brote de gripe aviar en una granja de Bachoco, en el norte de Guanajuato, especialistas de Senasica han inspeccionado hasta hora 49 granjas y 32 predios de avicultura de traspatio.

Además, el organismo ha aplicado 3.2 millones de vacunas, informó en un comunicado.

Por la mañana, en la ciudad de Celaya, el titular de Desarrollo Agropecuario, Javier Usabiaga Arroyo, dio a conocer un reporte preliminar –no oficializado por la Senasica–, en el sentido de que la revisión dio positivo en una granja de Celaya y otra en los límites con Querétaro.

A esa hora, el funcionario tenía un registro de 20 granjas con la presencia del virus. “La enfermedad es aún muy peligrosa”, reconoció Usabiaga Arroyo.

“Hay un cerco pero no hay mayores avances en el control de la cepa, esto alarga más los tiempos, pues cada vez que sale una granja positiva hay que meterla a la cuarentena y ver si hay que esperar o despoblarla”, sacrificando a la población avícola, explicó.

Usabiaga indicó que del número total de granjas en las cuales se ha detectado la enfermedad, seis ya han sido totalmente despobladas –con lo que se procede a la esterilización para que vuelvan a operar–, mientras que otras 14 aún se mantienen dentro del cerco de cuarentena.

“Tengo entendido que una de las granjas está en San José Iturbide, en los límites con Querétaro, que sería de Pilgrim’s; la otra está en Celaya, es de Bachoco”, detalló.

“Seguimos luchando contra la enfermedad, tratando de mantenerla bajo control; creo que las acciones que se han venido tomando son las adecuadas, y en una semana o semana y media podríamos empezar el periodo de erradicación”, dijo Usabiaga.

Aunque aclaró que es imposible “blindar” o cerrar las fronteras en la comercialización avícola y de sus productos, el funcionario guanajuatense sí insistió en que se está reforzando la vigilancia en la movilización, puesto que es lo que puede originar la dispersión de la enfermedad.

“Tenemos que ser muy exigentes en el cumplimiento de los protocolos sanitarios para que haya resultados”, explicó.

Por lo pronto, hoy se tendrían que tomar nuevas decisiones sobre la necesidad de ampliar el número de aves sacrificadas y el despoblamiento de aquellas granjas donde ya se detectaron nuevos contagios para frenar su propagación, concluyó.

Comentarios