Un mes después, nadie sabe nada de los 8 policías desaparecidos en Veracruz

lunes, 4 de febrero de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- Por sexta ocasión en un mes, familiares de los ocho policías municipales desaparecidos en el municipio de Úrsulo Galván exigieron al gobierno de Javier Duarte “que agilice” las investigaciones para dar con su paradero. Durante una protesta en los alrededores de Chichicaxtle, donde Duarte colocó la primera piedra del puente “Prosperidad”, que reducirá al 50% el tiempo de recorrido entre los municipios de Córdoba y Xalapa, los familiares de los ocho uniformados exigieron justicia. Con mantas en las que se leía: “¿Cuántos desaparecidos más?”, “No más silencio, no sólo son ocho, señor procurador, necesitamos su pronta intervención”, los manifestantes demandaron la aparición con vida de Agustín Rivera Bonastre, Juan Carlos Montero Parra, Samuel Montiel Perdomo, Guillermo Torres Perdomo, Alejandro Báez Hernández, Javier Arauz Colina, Luis Javier Valenzuela González y Aureliano Sánchez Tonil. Esta es la sexta ocasión en que esposas, hijos y hermanos de los policías municipales desaparecidos el pasado 11 de enero protestan para presionar a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) y a la Agencia Veracruzana de Investigación (AVI) a investigar a fondo el caso. Anteriormente bloquearon carreteras y encabezaron manifestaciones frente al Palacio Municipal y el Zócalo de Úrsulo Galván, así como en el Palacio de Gobierno. En algunas protestas, familiares de otras personas desaparecidas se unieron al viacrucis. “Queremos saber donde están, ya ha pasado casi un mes, es una desesperación y una angustia muy grande”, expresó Aurora Montero Moreno, esposa del comandante Agustín Rivera Bonastre. Luego de la desaparición de los ocho policías de Úrsulo Galván, un pequeño municipio de la región del Sotavento, los otros nueve uniformados de la corporación renunciaron a sus puestos, por lo que desde hace tres semanas elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y del Ejército se hacen cargo de la seguridad en la localidad. Según los familiares de los oficiales desaparecidos, el gobierno del estado ya archivó la denuncia penal que interpusieron en la agencia del Ministerio Público de Cardel, pero sus protestas no cesarán hasta ver resultados.

Comentarios