Cónsul de España viaja a Acapulco en auxilio de mujeres violadas

martes, 5 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Los gobiernos de México y España abrieron un canal de comunicación directa para dar seguimiento al caso de las seis ciudadanas españolas atacadas sexualmente en el puerto turístico de Acapulco, Guerrero. El cónsul general de España en México, Miguel Ángel Fernández de Mazarambroz, se desplazó a la localidad para atender a las seis mujeres, quienes la madrugada del lunes 4 fueron agredidas por un grupo de hombres armados que irrumpió en los búngalos donde estaban alojadas. Debido a que las víctimas pidieron discreción, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España informó que no aportará detalles sobre la identidad y datos personales de las afectadas. Desde diciembre del año pasado, en su página oficial dicho Ministerio catalogó al puerto de Acapulco –donde dispone de un cónsul honorario– como un lugar de “especial peligrosidad”. En su última actualización, el pasado 29 de diciembre, recomendó a los turistas españoles que viajan a México evitar las zonas montañosas en la costa del Pacífico, y en el caso de Acapulco recomendó “extremar la prudencia” debido a la presencia de la delincuencia organizada. La víspera, Luis Walton Aburto, alcalde de Acapulco, detalló que el lunes 4, alrededor de las 02:00 horas, cinco sujetos armados y encapuchados se introdujeron en la Casa Banbaje, ubicada sobre la carretera Amates-Barra Vieja, en el punto conocido como Playa Encantada, y sorprendieron a 14 turistas mientras dormían. Entre los turistas había siete hombres y siete mujeres, seis de ellas españolas y una mexicana. Las seis españolas fueron abusadas sexualmente y los hombres golpeados y amarrados con cables de celular y cordones de traje de baño. La única que salió ilesa del ataque fue la mexicana, a quien amarraron junto a los siete españoles. En rueda de prensa, Walton Aburto lamentó ayer la agresión a los turistas, y reconoció que afecta la imagen del puerto turístico. No obstante, justificó: "Esto sucede en cualquier parte del mundo". De inmediato reparó: "Nosotros no nos podemos apartar de la realidad, es responsabilidad del municipio, del estado y la Federación el dar seguridad no sólo a los extranjeros, sino también a los mexicanos. Tenemos que dar seguridad, tenemos que redoblar el esfuerzo para que no sucedan estos hechos tan lamentables para Acapulco". La mañana de este martes, el acalde acapulqueño informó que el estado de salud de las personas es estable y que se les brindó atención médica y psicológica. "Todo el apoyo a las y los afectados", subrayó. Añadió que los tres niveles de gobierno trabajan de manera coordinada para detener a los responsables del ultraje, y a través de su cuenta de Twitter reiteró: "No evadimos nuestra responsabilidad, lo sucedido a turistas españoles es lamentable, reconozco que esto afecta la imagen de Acapulco".

Comentarios