Grupos de autodefensa de Ayutla inician entrega de reos

viernes, 8 de febrero de 2013
AYUTLA DE LOS LIBRES, Gro. (apro).- Integrantes del movimiento ciudadano de autodefensa armada de la región de la Costa Chica, acordaron --bajo protesta de algunos ciudadanos--, entregar sólo a unos cuantos de los 54 retenidos desde hace más de un mes por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada. Aunque no precisaron el número de personas que serán entregadas a las autoridades estatales, los integrantes del movimiento señalaron que son los considerados presos de alta peligrosidad. No obstante, los civiles armados decidieron mantener retenes sobre la carretera que une los municipios de Tecoanapa y Ayutla de los Libres. Autoridades gubernamentales encabezadas por el secretario de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, y dirigentes de la organización denominada Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), agrupación que coordina los grupos de autodefensa en esta zona, pactaron la entrega de los retenidos en la plaza central de la cabecera municipal de Ayutla de los libres. A las 17:00 horas, miembros de los grupos de autodefensa armada, así como autoridades estatales ya se encontraban en el lugar en un ambiente tenso. Ello debido a que el gobierno estatal insistía en la entrega de las 54 personas que se encuentran retenidas en diversas casas de seguridad, ubicadas en comunidades y resguardados por civiles armados. En tanto que los miembros del grupo de autodefensa armada acordaron liberar a una parte de los retenidos, sin especificar el número de personas que serán entregadas a las autoridades. Al lugar, arribó un autobús de transporte privado destinado para el traslado de los presuntos delincuentes. Pero hasta las 17:30 horas, la reunión en la plaza central no se realizaba ante la insistencia del gobierno estatal de la liberación del total de los retenidos. Los grupos de autodefensa armada se conformaron desde el pasado 5 de enero en cinco municipios de la Costa Chica para enfrentar directamente a la delincuencia ante la omisión e indolencia gubernamental. Desde esa fecha, los civiles armados desplazaron a las autoridades de los tres niveles y asumieron las funciones de seguridad pública e impartición de Justicia. Detuvieron a 54 personas en distintos puntos de Ayutla y el municipio de Tecoanapa, todos señalados de formar parte de una célula al servicio del narcotráfico dirigida por un sujeto identificado como El Cholo, quien es buscado por los grupos de autodefensa. La semana pasada, durante una asamblea popular, los grupos de autodefensa armada acordaron instalar un tribunal ciudadano para someter a juicio a los inculpados; y plantearon una reunión para el 22 de febrero donde habría de desahogarse la etapa de pruebas y alegatos. En un principio, el gobernador Ángel Aguirre avaló los movimientos de civiles armados, a quienes les "agradeció por coadyuvar con las autoridades" en materia de seguridad. No obstante, la CNDH inició una investigación para determinar el grado de responsabilidad de las autoridades de los tres niveles de gobierno ante el surgimiento de grupos de autodefensa armada. Enseguida, Aguirre cambió su postura y comenzó a criticar la decisión de los grupos de autodefensa de enjuiciar a las personas retenidas: "nadie puede hacerse justicia por propia mano", reviró el mandatario.

Comentarios