Capturan a exmando policiaco que entregó a tres personas al narco en 2011

viernes, 1 de marzo de 2013
QUERÉTARO, Qro. (apro).- Un exjefe de policía del sur de Guanajuato fue puesto a disposición de un juez en Querétaro, acusado de entregar a tres personas a un grupo del crimen organizado que posteriormente las asesinó y abandonó sus cuerpos en Amealco de Bonfil, en los límites entre esta entidad y Michoacán. Omar Antonio Feregrino se desempeñó como subdirector de Policía en Coroneo, municipio del sur de Guanajuato; en mayo del 2011 ya había sido detenido junto con el director Rafael González Escobar y varios preventivos en un operativo de la Procuraduría de Justicia guanajuatense, que los acusó de ofrecer protección y colaborar con la agrupación criminal La Familia Michoacana. El procurador de Guanajuato, Carlos Zamarripa, informó entonces que los jefes policíacos participaban en el cobro de extorsión y derecho de piso a comerciantes y en el trasiego de drogas, además de hacer labor de “halcones” del crimen organizado sobre operativos con otras corporaciones estatales y federales en el sur del estado. Posteriormente, los policías quedaron en libertad, pero ya para ese momento las autoridades guanajuatenses conocían que el subdirector de Coroneo estaba posiblemente implicado en el secuestro de tres personas, ocurrido en febrero de ese mismo año en su municipio. De acuerdo con la investigación, el 9 de febrero del 2011 Feregrino se encontraba desempeñando sus funciones como subdirector de la Preventiva en Cuerámaro cuando fue avisado por su jefe de turno, Pablo Emigdio Marcial, de la ubicación de una de las víctimas, Fernando Maldonado Marcial. El subdirector le ordenó a su subalterno detener a Maldonado Marcial y a otras dos personas que lo acompañaban, identificadas como Yahaira Griselda Alvarado y Berenice Romero Garduño, aunque los tres fueron retenidos afuera, sin que ingresaran a las instalaciones de la Policía Municipal. Al lugar arribó una camioneta con varios hombres a bordo. El subdirector de policía les entregó a las tres personas mencionadas, que fueron subidas a la camioneta. Unos días después, los cuerpos de los tres fueron encontrados en Amealco de Bonfil, con heridas de bala. Omar Feregrino fue capturado con la colaboración de la Procuraduría de Guanajuato, que logró ubicar su paradero, pese a que el exjefe policíaco cambió de domicilio en varias ocasiones entre el 2011 y el 2013.

Comentarios