Lanza alcaldesa de Monterrey ofensiva contra casinos y negocios informales

viernes, 1 de marzo de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- De la noche a la mañana, la alcaldesa de esta ciudad, Margarita Arellanes Cervantes, emprendió una ofensiva contra los casinos. De un golpe, el pasado miércoles 27 ordenó el cierre de 10 establecimientos bajo el argumento de que carecían de permiso de uso de suelo. En un operativo relámpago, bajó la cortina de los siguientes casinos: Caliente Gonzalitos, Caliente Valle Oriente, Caliente Garza Sada, Yak Plaza Cumbres, Royal Yak, Foliatti Mitras, Casino 909, Cristal Palace, California Palace y Miravalle Palace. Inspectores municipales visitaron dos más, Casino Golden e Isla del Tesoro, pero no fue necesario clausurarlos porque se encontraban en desuso. La alcaldesa panista afirmó este viernes que procedió administrativamente contra esos negocios para hacer prevalecer la legalidad. Un par de días antes, la funcionaria municipal se vio obligada a ofrecer una disculpa pública a los deudos de la tragedia en el Casino Royal, donde perdieron la vida 52 personas el 25 de agosto del 2011, en un ataque incendiario. En diciembre, la Secretaría de Gobernación levantó un censo en la entidad, el más preciso de cuantos se hayan hecho, y detectaron que de los 62 establecimientos que operaban en la entidad, 24 carecían de permiso de la Segob. Félix Coronado Hernández, representante del Sindicato Nacional de Trabajadores de Libros Foráneos de Establecimientos y Diversión, adherido a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), se quejó de la acción de Margarita Arellanes. Con la clausura sorpresiva de los 10 establecimientos, dijo, se perdieron unos 6 mil empleos directos y otros 4 mil indirectos. Coronado lamentó que la autoridad municipal no haya medido con el mismo rasero. Para transparentar el funcionamiento de las casas de apuestas, Arellanes subió a la página de internet del municipio la información general sobre el estatus de cada uno de los 28 casinos que operan en el municipio, algunos de los cuales carecen de permisos de Gobernación. Además, la funcionaria emprendió ahora un operativo en el centro de la ciudad en contra de los establecimientos irregulares y los negocios informales. Los inspectores decomisaron ocho puestos de vendedores ambulantes, clausuraron tres establecimientos por inseguros y un bar por carecer de permiso de operación.

Comentarios