Presentan Vivir en el cuerpo equivocado, en la Feria de Minería

viernes, 1 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- “Vivir en el cuerpo equivocado”, de Juan Pablo Proal, reportero de la revista Proceso, rompe con el concepto patologizante de la transexualidad y le da un enfoque humano a la llamada disforia de género. En esto coincidieron el periodista Jenaro Villamil y la defensora de derechos humanos, Irina Layevska, esta tarde, durante la presentación del libro en la Feria del Palacio de Minería. Es un libro necesario para combatir la discriminación a la comunidad transexual que sufre una discriminación cotidiana y ha sido víctima de crímenes de odio. Porque, como se explicó en el evento, de 1995 a 2008 se cometieron al menos 80 homicidios contra personas transgéneros, 29 de ellas en el Distrito Federal. “El libro se presenta con testimonios de vida que le dan un enfoque más humanista que rompe con el concepto clínico de lo que llaman disforia de género”, destacó Layevska sobre este texto editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León. A su vez, Villamil celebró que Vivir en el cuerpo equivocado parta de tres trasgresiones: abordar periodísticamente un tema que generalmente está vetado en los medios y las editoriales; sacar el tema del ámbito clínico y patologizante y plantear más dudas que certezas sobre el tema de la identidad como opción de vida que involucra a todos. Además destacó el enfoque provocador, la lectura ágil, la buena investigación y la buena narrativa del libro de Proal, con lo que consigue "visibilizar este tema que ha sido invisibilizado por los medios de comunicación". El salón Sotero Prieto del Palacio de Minería se llenó. Estuvieron presentes varios miembros de la comunidad ‘trans’ que aportaron su testimonio al autor, Proal señaló que su motivación para escribir el libro fue la indignación que sintió al enterarse de los crímenes de odio que se cometen contra la comunidad transexual por todo el país, incluso en la ciudad de México. Mencionó que el libro es también de denuncia porque incluso en la capital del país que es gobernada por “la izquierda” muchos y muchas transexuales han sufrido torturas y asesinatos. En un caso la persona fue lapidada, en otra la amarraron a la batea de un automóvil y la arrastraron. “Pensaba cómo es posible que a un ser humano se le trate así, por qué la gente no quiere informarse para perderle el miedo a lo diferente, por qué en lugar de eso les niegan el acceso a su identidad y se vuelven indocumentados en su país, por qué les niegan trabajo y amor. El tema me indignó”, explicó el joven autor. Mencionó que por la discriminación que las personas con disforia de género sufren por parte del sistema de salud que se niega a brindarles las cirugías que necesitan para sentirse identificados con su cuerpo, llegan a inyectarse aceites para autos o aviones que les causa envenenamientos por plomo, infección de implantes o necrosamiento. Proal señaló que a las personas que se cambian de sexo se les discrimina cotidianamente. Mencionó ejemplos: no se les permite subir a la tribuna de Alcohólicos Anónimos, Telmex les ha negado empleo, o en ocasiones, a causa de su vestimenta no se les venden boletos de entrada a espectáqculos. Además de hacer un recuento de los crímenes de odio que la comunidad ‘trans’ ha sufrido en México en los últimos años y de abordar los diferentes tipos de discriminación que enfrentan, también hizo un repaso histórico sobre cómo ha ido ganando derechos esta comunidad. Proal agradeció a la Universidad Autónoma de Nuevo León por haberse permitido publicar este libro que durante año y medio fue rechazado por editoriales que consideraban que editarlo no sería un “negocio”. También explicó que eligió ese título porque en varias entrevistas las personas señalaron que sentían que habían nacido en un cuerpo equivocado, aunque el título generó polémica e incluso desacuerdo entre algunos activistas presentes. El libro se empezará a distribuir hacia finales de marzo. Se podrá adquirir en las oficinas de Proceso y en puestos de periódicos.

Comentarios